Cultura

La directora de cine cordobesa Josefina Molina, Premio Nacional de Cinematografía 2019

  • El jurado ha querido reconocer como "referente de varias generaciones de cineastas presentes y futuras subsanando una deuda histórica con su carrera"

Josefina Molina. Josefina Molina.

Josefina Molina. / Efe

La directora de cine y guionista Josefina Molina ha sido galardonada con el Premio Nacional de Cinematografía 2019. Pionera del cine rodado por mujeres, fue fundadora con otras colegas de la profesión de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA).

Nacida el 14 de noviembre de 1936 en Córdoba, fue la primera mujer que se licenció en dirección cinematográfica en la antigua Escuela Oficial de Cine, en 1969, estudios que más tarde completó con la carrera de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense.

Entre 1962 y 1967 dirigió su propia compañía de teatro, Medea, que había fundado en 1962.

Y desde 1967 y hasta finales de los setenta trabajó en TVE ininterrumpidamente, primero como ayudante de dirección de Claudio Guerin y Pilar Miró, y después como directora de espacios dramáticos y documentales como Cárcel de mujeres, las series Paisajes con figuras o Conozca usted España.

Entre 1979 y 1984 estuvo volcada en el teatro, que retomó en 1990 con la obra de Alfonso Sastre Los últimos días de Emmanuel Kant.

Sus últimos trabajos en el escenario fueron La lozana andaluza, que llevó al Teatro Central de Sevilla en 2001, y Cinco horas con Mario (2011), con Lola Herrera.

Lola Herrera en 'Cinco horas con Mario', dirigida por Molina. Lola Herrera en 'Cinco horas con Mario', dirigida por Molina.

Lola Herrera en 'Cinco horas con Mario', dirigida por Molina. / El Día

Josefina Molina sigue siendo la única profesional que se ha enfrentado a un texto de Miguel Delibes en su doble vertiente: teatral (Cinco horas con Mario) y cinematográfica (El camino, en TVE en 1977).

En 1984 regresó al medio televisivo para dirigir la exitosa serie Teresa de Jesús, protagonizada por Concha Velasco, y en 1997, para adaptar la novela de Vicente Blasco Ibáñez en la serie Entre naranjos que le valió el premio a la Mejor Dirección y/o Realización de la Academia de Televisión de España en 1998.

Su paso por el cine dejó películas como Esquilache (1989), premiada con dos Goyas (actor secundario y dirección artística) y en el Festival de Biarritz, así como en el Latino de Nueva York; Lo más natural (1990); y La Lola se va a los puertos (1993).

En el año 2000 la Semana Internacional de Valladolid le dedicó un ciclo para el que Josefina Molina elaboró el libro Sentada en un rincón, un propio repaso a su vida y obra.

En cuanto a su faceta literaria, es autora de las novelas Cuestión de azar (1997), En el umbral de la hoguera (1999) y Los papeles de Bécquer (2000).

Molina, junto a su libro 'Los papeles de Bécquer'. Molina, junto a su libro 'Los papeles de Bécquer'.

Molina, junto a su libro 'Los papeles de Bécquer'. / Efe

Numerosos reconocimientos

Así, entre sus numerosos reconocimientos destacan el Goya de Honor de la Academia Española de Cine, que recibió en 2012, la Medalla de Oro de las Bellas Artes y del Trabajo, en 2006, y también es desde 2016 académica de número por la sección de Nuevas Artes de la Imagen de la Real de Bellas Artes de San Fernando.

Presidenta de honor de la Asociación de Mujeres Cineastas -que fundó en 2006 con Isabel Coixet e Iciar Bollain-, cuenta también con la Medalla de Plata de Andalucía (1994), el Premio Toda una vida 2003 de la Academia de TV o el Premio Mujer de Cine que le otorgó el Instituto de la Mujer en 2011.

Molina, tras recibir el Goya de Honor. Molina, tras recibir el Goya de Honor.

Molina, tras recibir el Goya de Honor.

Hija predilecta de Andalucía, da nombre al premio que otorga la Asociación de Escritoras y Escritores cinematográficos de esa región de España (Asecan).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios