Cultura

Dos décadas de vaquera en Hinojosa

  • Hinojosa del Duque celebra la VII edición de la representación de una obra protagonizada por los vecinos

  • El alcalde solicitará su declaración como Bien de Interés Cultural

Un grupo de actrices, ayer por la noche se prepara para el ensayo general. Un grupo de actrices, ayer por la noche se prepara para el ensayo general.

Un grupo de actrices, ayer por la noche se prepara para el ensayo general. / reportaje gráfico: el día

La vaquera de la Finojosavuelve a la plaza de la Catedral para ser puesta en escena por séptima vez del 2 al 5 de agosto. Las ediciones de esta obra de teatro popular se han repartido en los últimos 20 años, y en cada una de ellas los vecinos de Hinojosa del Duque han sido el motor que ha permitido que la representación de La vaquera se convierta en una manifestación del espíritu hinojoseño y una seña de identidad cultural del propio municipio.

José Caballero será el director en esta ocasión, repitiendo en funciones tras haberse puesto al frente en la cuarta y quinta edición, en las que ya incluyó modificaciones. "Conozco la obra tras un proyecto cinematográfico en Los Pedroches. El alcalde me llamó porque quería realizar cambios en La vaquera", cuenta Caballero, que en su estreno como director de esta obra fue pionero en fusionar dos textos para tomar escenas de cada uno y formar la historia. Además, cuenta que también introdujo "una fusión de las artes escénicas, el cine se incorpora al teatro a través de una proyección de la que luego salen los actores reales y sorprenden al público".

José Caballero dirigirá la obra por tercera vez y ha creado un libreto nuevo para esta edición

Para esta edición, Caballero presentó un proyecto en el que proponía "prescindir de los libretos originales" para la creación de uno propio que mantuviese la misma esencia. "El nuevo texto mantiene una concordancia rítmica a pesar de no ser verso rimado", explica el director. "Además, incluyo presentación, nudo y desenlace de la historia, algo que antes faltaba, divididos en tres actos con cuatro escenas cada uno". En especial, se aprecia un cambio en el personaje de la vaquera, que "no tiene que ser sumisa, como ha sido hasta ahora. Es una mujer moderna y ya no se calla ante nadie". Sobre la actriz protagonista de esta edición, Verónica Leal, especifica que, aunque ha recibido críticas por no haber nacido en Hinojosa, "ella es una vecina del pueblo y vive esta tradición con pasión". "Tiene todos los condicionantes para ser la vaquera, y en cuanto la vimos supimos automáticamente que ella es la ideal y que, como su personaje, es la que la que destaca en el lugar", dice.

Caballero señala que el éxito de la obra recae "en el esfuerzo enorme de los vecinos, que no son profesionales, durante los ocho meses de ensayos". Además, considera esencial "destacar la labor de todos los técnicos, al igual que el de nuestra magnífica coreógrafa, Susi Perea, y el trabajo con el cambio de colores de nuestro vestuario por Francisco Tamaraz".

Por su parte, la protagonista de la función, Verónica Leal, expresa que aunque haya nacido en Antequera "mi sangre siempre será hinojoseña y siempre defenderé a La vaquera". Leal, graduada en Filología Hispánica, afirma que "esto es un sueño hecho realidad, siempre me ha encantado el teatro y he querido ser la vaquera desde pequeña por sus trajes y sus diálogos". Para ella, esta edición ha supuesto una gran oportunidad, ya que "me presenté al casting porque este año tenía la posibilidad de dedicarme en cuerpo y alma a los ensayos", de los que explica que algunos han sido "un poco duros" pero le han permitido "conocer a gente del pueblo y ampliar mis conocimientos de teatro".

De las representaciones, espera que "reflejen a los asistentes todo el esfuerzo que ponemos para que este teatro histórico salga adelante. Buscamos ser nosotros mismos y dejar huella en el público". Según la vaquera, "lo mejor que podemos llevarnos es un aplauso en reconocimiento a nuestro trabajo", y considera que esta obra es un reflejo de la historia de Hinojosa "que quedó marcada por los pies del Marqués de Santillana y sus serranillas". Leal también hace hincapié en el esfuerzo que hay por parte de todos los vecinos tras la preparación de esta obra, aunque aclara que "toda esa dedicación que no se ve es totalmente necesaria. Hay que defender a La vaquera, que como dice el lema de esta edición, vino para quedarse en la historia".

El alcalde del municipio, Matías González, afirma que esta obra significa "aire fresco en la calle desde la ilusión y el esfuerzo de los vecinos. Es una actividad que se ha convertido en un referente cultural andaluz". En el próximo Pleno, propondrá su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) debido "a su capacidad de atracción, el esfuerzo conjunto del pueblo y los premios que ha recibido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios