Cultura

Vallejo destaca el perfil museístico del Centro de Interpretación

  • El director del conjunto arqueológico Medina Azahara participó ayer en el curso de verano sobre la ciudad palatina con una charla sobre la nueva visión del yacimiento

Comentarios 1

El Centro de Interpretación de Medina Azahara, que abrirá sus puertas el próximo mes de septiembre, será "un museo de sitio" que recogerá "los últimos conocimientos" sobre la ciudad califal que han originado tanto las investigaciones interiores que se desarrollan en el mismo yacimiento como los trabajos exteriores, como explicó ayer Antonio Vallejo, director del conjunto arqueológico. De esta forma, el Centro de Interpretación mostrará la nueva visión de la ciudad palatina que existe desde mediados de los años 80 gracias a los estudios que se han desarrollado apoyados por las nuevas tecnologías. Sobre esta nueva interpretación arqueológica del conjunto desarrolló Vallejo su intervención en el curso de verano Madinat al-Zahra. Historia y arqueología de Al-Ándalus, en el que desgranó todos los paradigmas en los que se basa la nueva visión, que está en "continuo dinamismo" y que cada vez es más "rica".

Esta interpretación arqueológica se desarrolla a partir de los trabajos internos desarrollados desde la propia Medina Azahara y que están relacionados y facilitan "la investigación que ponemos en marcha de cara a los proyectos de restauración y conservación, al Plan Especial de Protección, a la redacción del Plan Director y a los trabajos previos para las obras de restauración", explicó Vallejo. Además, hay una segunda vertiente que viene dada por los trabajos externos, relacionada con la participación de Medina Azahara en varios proyectos de I+D.

La importancia de la nueva interpretación radica en "la actualización de los conocimientos que se tienen sobre el sitio". Para llegar hasta este punto ha sido necesario e imprescindible el uso de las nuevas tecnologías, como "la utilización de técnicas arqueológicas derivadas de la estratigrafía muraria o la prospección geofísica, eléctrica y magnética, pasando por el uso de la fotografía infrarroja y la prospección arqueológica y analítica de materiales", especificó el director del conjunto arqueológico.

Frente a la simplicidad que ofrecen los paradigmas de la interpretación anterior, basados en el concepto de Medina Azahara como nombre de mujer, como residencia palaciega transformada en ciudad y en palacio resultado de un proceso de sucesivas construcciones, la actual visión se caracteriza por su complejidad, ocasionada por las fructíferas investigaciones.

Vallejo analizó los elementos que dan un giro a los conocimientos que había hasta mediados de los 80 sobre la ciudad omeya, propiciados por la introducción de nuevas hipótesis históricas que explican Medina Azahara en el contexto del desarrollo y la competencia entre los diferentes estados islámicos de la época. Además, estos estudios favorecieron el conocimiento de la ciudad, que se comenzó a abordar en sus tres escalas: nivel territorial, escala urbana o del conjunto de la ciudad y nivel del alcázar o palacio.

El director de Medina Azahara también explicó en su discurso el complejo sistema de saneamiento y de abastecimiento, la planificación territorial de la ciudad, la importancia de las canteras -que "pueden ser objeto de estudio próximamente" porque es necesario integrarlas en el resto del conjunto- y las características de la almunia, sobre la que ya se están realizando investigaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios