Cultura

Firmado el convenio para la restauración del Salón Rico de Medina Azahara tras siete años de espera

  • La World Monuments Fund aportará 125.000 euros para reponer los atauriques de la portada

Juan Carlos Fierro y Patricia del Pozo, tras la firma del convenio para el arreglo del Salón Rico. Juan Carlos Fierro y Patricia del Pozo, tras la firma del convenio para el arreglo del Salón Rico.

Juan Carlos Fierro y Patricia del Pozo, tras la firma del convenio para el arreglo del Salón Rico. / Juan Ayala

El Salón Rico de Medina Azahara está un paso más cerca de volver a ser visitado. La Consejería de Cultura y la World Monuments Fund han firmado este lunes el convenio para la restauración de esta importante estancia del conjunto arqueológico tras siete años de bloqueo.

Este mecenas aportará 125.000 euros que irán destinados a completar y reponer los atauriques (unas 5.000 piezas) del paramento de la fachada. El convenio señala que la World Monuments Fund asume la financiación del coste de redacción del proyecto de conservación y la ejecución de los trabajos, así como la contratación de los servicios profesionales o técnicos para su redacción.

Por su parte, la Consejería asume como obligaciones facilitar al personal encargado de la redacción toda la documentación que precise para esa labor, así como la supervisión de la marcha y estado de la restauración.

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, ha manifestado durante la firma, que se ha hecho en el museo del conjunto arqueológico, que "por fin llegó el día". Así, ha apuntado que "trataremos de ir rápidamente, tanto nosotros como la World Monuments Fund, para intentar tener el Salón Rico lo antes posible a disposición de todos los cordobeses y visitantes". "Vamos a intentar que este maravilloso entorno que es Medina Azahara brille aún más con ese Salón Rico, que es su gran joya", ha puntualizado.

En ese sentido, ha añadido que intentarán que los trabajos de la Junta -que se centrarán en el interior de la estancia- vayan "en paralelo" a los de fundación, "de forma que cuando acabe una cosa, inmediatamente pueda empezar la otra". Aunque aún no hay fechas anunciadas, Del Pozo indicó el pasado mes de octubre que estas labores llevarán "un par de años".

Juan Carlos Fierro en representación de la World Monuments Fund ha señalado que la entidad agradece al equipo de Cultura que les haya "dado la confianza para firmar este convenio". Al respecto, ha indicado que en 2012 firmaron con el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico y la Consejería un convenio para la restauración de esta estancia de la ciudad palatina, con una donación "muy importante" de dos fundaciones.

Del Pozo ha recordado que en su primera visita como consejera a la ciudad palatina anunció "el interés que teníamos de invertir, de mejorarla y ponerla en valor, y lo estamos cumpliendo" porque "lo estamos haciendo una de las prioridades del equipo de gestión de la Consejería". 

La titular de Cultura ha explicado que ya se ha puesto en marcha el consejo de coordinación en el que están representados todos los sectores de la ciudad "para poder opinar y decidir juntos, indicar el mejor camino para Medina Azahara". A su vez, esto "supone un paso más en la integración del conjunto arqueológico en el entorno de la ciudad; los cordobeses tienen que sentirlo como propio".

Además, ha apuntado que ese "compromiso" también es a nivel presupuestario. Al respecto, ha manifestado que en las cuentas para 2020 "hemos incorporado 600.000 euros para terminar de acometer toda la restauración del Salón Rico".

Por otra parte, 580.000 euros se destinarán a arreglar los aseos, la climatización, áreas de descanso y el centro de control. Y "va a haber que acometer algunas pequeñas reformas más", ha dicho en referencia a las goteras que tiene el museo desde que se inauguró y que obligan a tapar las piezas arqueológicas con plásticos para que no se dañen. Además, para actividades habrá 150.000 euros. En total, serán 1,3 millones.

El también conocido como Salón de Abderramán III lleva cerrado al público desde 2009, salvo algunas pocas ocasiones en las que se han desarrollado visitas guiadas para grupos reducidos. Este firma "es decisiva para la recuperación de este espacio", ha concluido Del Pozo.

Un espacio singular

Identificado con uno de los grandes salones de recepción existentes en la ciudad, el llamado Salón Oriental fue el marco arquitectónico destinado a la celebración de recepciones políticas por parte del califa.

Situado frente al Jardín Alto, en el sector oficial, posee una planta es basilical con un núcleo de tres naves longitudinales separadas por arquerías y un pórtico delantero, de seis arcos, abierto al jardín. A ambos lados se disponen grandes estancias alargadas con salas cuadradas en sus extremos.

El edificio fue mandado construir por Abderramán III, como atestigua la abundante epigrafía de su interior. Su característica más señalada es la extraordinaria decoración, labrada en placas de piedra adherida a los muros, que se extiende a la totalidad de los paramentos internos y a la fachada que da al jardín. En este programa ornamental destacan, por su originalidad e innovación, los grandes tableros vegetales situados en la parte inferior de la composición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios