Cultura

Pérez Reverte confiesa que la literatura "me salvó y me ha dado seguridad"

  • El escritor participa en la primera sesión de las Jornadas de Otoño de Pozoblanco junto a Carme Riera, que se centra en las mujeres escritoras durante el periodo democrático

Juan Cruz y Arturo Pérez Reverte, durante su intervención. Juan Cruz y Arturo Pérez Reverte, durante su intervención.

Juan Cruz y Arturo Pérez Reverte, durante su intervención. / reportaje gráfico: Sánchez Ruiz

Carme Riera y Arturo Pérez Reverte abrieron ayer en Pozoblanco las Jornadas de Otoño de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, que este año se dedican a la literatura española actual y que también celebran el 60 aniversario de Covap. Durante su intervención, en la que estuvo acompañado por el periodista Juan Cruz, el escritor confesó que la literatura "me salvó y me ha dado seguridad; la ficción me ha hecho muy feliz y una novela nueva me garantiza dos años de felicidad, porque disfruto del acto de imaginar".

El autor de El maestro de esgrima diseccionó distintos aspectos de su vida como reportero, como escritor y como ser humano. Así, aseguró que "la literatura sirve para explicar el mundo, para vivir vidas alternativas. A mí leer me sirvió para entender lo que veía de reportero en Beirut, en Sarajevo, en Eritrea". A lo que añadió que "el ser humano es capaz de cualquier cosa según las circunstancias". En la conversación con Juan Cruz hubo un importante espacio para la guerra como hecho que "rompe los barnices del ser humano y lo lleva a su ser primitivo, sin valores".

Muñoz Machado está coordinando un libro sobre Covap, que celebra sus 60 años

Ante un auditorio repleto de público, Pérez Reverte explicó su forma de escribir y señaló que es muy sistemático en sus hábitos de trabajo: "Nunca pensé en ser escritor pero la verdad es que eso me ha salvado, y después del éxito de La tabla de Flandes, un thriller cultural muy novedoso, me cambió la vida". Las mujeres de sus novelas, la identificación de la nobleza y la maldad y la definición de sus personajes fueron algunos de los argumentos que ofreció Pérez Reverte. La serie Falcó, que cuenta con tres novelas: Falcó, Eva y Sabotaje, protagonizó otro bloque importante de la charla entre Cruz y Pérez Reverte, que expuso el proceso de creación de los personajes y de la contextualización de la novela.

La primera de las sesiones de la tarde se centró en un diálogo entre el periodista y escritor barcelonés Sergio Vila Sanjuán y la profesora y narradora mallorquina Carme Riera. Ambos disertaron sobre la obra de esta última, novelista de larga trayectoria y académica de la Lengua. Riera, durante la conversación, recordó sus inicios con el libro de cuentos Te deix, amor, la mar com a penyora, de 1975, y reflexionó sobre la literatura escrita por mujeres durante el periodo democrático. Alumna del gran cervantista Martín de Riquer, mostró también sus amplios conocimientos de El Quijote, sobre los que ha escrito algunos ensayos capitales, y recordó su relación y sus vínculos con poetas inolvidables de la Barcelona en la que pasó su juventud y de los que también ha escrito a lo largo de su vida. Es el caso del también editor Carlos Barral, de José Agustín Goytisolo o de Jaime Gil de Biedma.

Por su parte, Vila Sanjuán definió a Riera como una de las autoras características de ese grupo de jóvenes mujeres de izquierda que con la llegada de la democracia irrumpieron en la literatura española para transformarla desde una perspectiva libre, femenina y feminista. La charla permitió repasar la génesis y el proceso de escritura de novelas emblemáticas de Riera como Una primavera para Domenico Guarini, El último azul, La mitad del alma o la más reciente Las últimas palabras. Riera, como catedrática universitaria, también lamentó la incapacidad de España para consensuar una ley educativa y el desinterés con el que los alumnos acceden por lo general a los estudios universitarios.

El presidente de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, Santiago Muñoz Machado, fue el encargado de abrir las Jornadas de Otoño junto al presidente de Covap, Ricardo Delgado Vizcaíno, y el alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello. Muñoz Machado se refirió en la presentación a la consolidación de esta cita en el panorama cultural después de 21 ediciones y resaltó la novedad en la temática y en el formato que tendrán las jornadas. El académico, distinguido recientemente con el Premio Nacional de Historia por la obra Hablamos la misma lengua, apuntó que el programa cuenta con algunos de los escritores más relevantes del panorama literario español. "Son autores muy consolidados y que llevan muchos años en el oficio, por lo que será muy interesante conocer su trayectoria, su técnica, su pensamiento y cómo construyen una novela o un libro de poesía".

Además, mostró su satisfacción por que el programa recoja dos mesas redondas dedicadas al análisis de la historia y de la trayectoria de Covap en sus 60 años de historia, que se conmemoran el año que viene. En este sentido avanzó que está al frente de la edición de un libro sobre Covap que "esperamos que sea memorable y que recoja con fidelidad la importancia de una cooperativa que ha convertido tres valles deprimidos en un modelo de desarrollo, lo que convierte a Covap en una empresa imponente y ejemplar". Las Jornadas de Otoño de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno se prolongarán hasta este viernes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios