Cultura

Guadalupe Plata se hace de oro en los Premios de la Música Independiente

  • Los también andaluces Mala Juntera, Esperanza Fernández y Tomatito obtienen los galardones a mejor disco de hip-hop, flamenco y producción, respectivamente.

Con los cuatro Premios de la Música Independiente cosechados anoche, la banda Guadalupe Plata sigue acumulando laureles pese a su corta carrera y aumentando hasta el oro el metal de su alias artístico, en un podio que completaron León Benavente y Fasenuova. En la gran velada del medio centenar de pequeños grandes sellos agrupados bajo la Unión Fonográfica Independiente (UFI), los votos del público español estimaron que los jienenses -que recogieron también el premio Impala concedido por la asociación homóloga europea- fueron los mejores artistas alternativos del pasado año en España y que suyo fue también el mejor directo. Además, el jurado profesional que votaba la otra mitad de las 26 categorías de esta sexta edición escogió su segundo disco, de título homónimo, como el mejor álbum de rock, con ese blues primitivista americano que ellos califican de "agarrón de huevos", coloreado con retazos de la cultura andaluza tan arraigados como las saetas.

Por detrás, León Benavente fueron escogidos revelación de 2013 y su canción Ser brigada la mejor de la última cosecha. Además, los asturianos Fasenuova obtuvieron el de mejor álbum por Salsa de cuervo, dejando sin premios a los gallegos Triángulo de Amor Bizarro, que partían como una de las grandes favoritos. Presentada por el equipo responsable de la revista satírica Mongolia, fue una gala rápida y deslenguada, llena de titulares locos, del tipo "Loquillo es de UPyD pero no lo sabría" o "Leonardo Dantés, detenido por intentar hacer el baile del pañuelo en una boda gitana".

Mokragora, de Oso Leone, recibió del jurado el premio al mejor disco de pop; Shangai de BeGun, el de electrónica; Inmortal, de Warcry, el de mejor disco de metal; Mi voz en tu palabra, de Esperanza Fernández, el de flamenco; y Erta Ale, de Ginferno, el de músicas del mundo. Asimismo, Eduardo Paniagua y Santi Belcadi Ensemble han sido premiados por el mejor disco de música clásica por Vida interior; Jorge Pardo, Ernesto Hermoza y Juan Medrano Cotito el de jazz y músicas contemporáneas por Puerta del Sol; y Mala Juntera, proyecto que reúne a los sevillanos Zatu y Acción Sánchez, de SFDK,  el malagueño Capaz, de Hablando en Plata, y el zaragozano Hazhe, afincado en Granada.el de hip hop y música urbana por Cracks.

El tradicional premio IMAS al mejor artista mexicano fue para Rey Pila, mientras que de Brasil, país invitado a la edición de este año, se escogió a Garotas Suecas. En el plano internacional, por último, se votó a Nick Cave & The Bad Seeds como mejor artista. El público quiso que el mejor álbum en catalán fuese Tenim dret a fer l'animal de Els Amics de les Arts (que repiten victoria por segundo año); en euskera, Silex de Oreka TX, y en gallego, para A Veces Ciclón por su álbum homónimo.

En las categorías profesionales, los distinguidos fueron Tomasito (por la producción musical de su disco Azalvajao), Carlos Jimena (mejor fotografía promocional, por su trabajo para Guadalupe Plata), Álvaro Plaza (mejor diseño gráfico, por su trabajo para Juventud Juché) y Emilio Rebollo (por el videoclip Mi fábrica de baile de Joe Crepúsculo).

Los galardonados estrenaron un nuevo tipo de trofeo, un extraño artefacto generador de sonidos, obra de Olaf Ladousse y definido como el heredero de "una pila y un microchip emigrado del cuerpo plástico de un juguete accidentalmente abandonado por un niño mimado". Por último, la hermana humilde de la industria distinguió con el premio Mario Pacheco a la asociación europea Impala para reivindicar la unión global en defensa de sus derechos frente a gigantes tecnológicos como Youtube, que han construido grandes fortunas a partir de la música "sin que les vaya la vida en ello" y, en su opinión, sin una justa compensación para los autores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios