Cultura

La compañía Albadulake lleva su versión de 'La casa de Bernarda Alba' hasta el Teatro Góngora

  • El espectáculo 'Genoma B' conjuga circo, danza y flamenco en un homenaje al clásico de García Lorca

Un momento de 'Genoma B', de la compañía Albadulake. Un momento de 'Genoma B', de la compañía Albadulake.

Un momento de 'Genoma B', de la compañía Albadulake.

La compañía Albadulake lleva al escenario del Teatro Góngora este viernes Genoma B, una versión libre de La casa de Bernarda Alba en la que el texto de Federico García Lorca cede su lugar al circo, a la danza contemporánea y al flamenco. El resultado es una propuesta multidisciplinar impactante, arriesgada y hermosa, llena de fuerza y cargada de simbolismo.

Subtitulada Drama de mujeres en los pueblos de España, la obra de Lorca cuenta cómo tras la muerte de su segundo marido, Bernarda impone a sus cinco hijas un duelo de ocho interminables años de aislamiento total.

La viuda vive obsesionada por las apariencias y, de un modo demencial, trata de mantener la decencia y la honra de su familia a través de este encierro. Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela, cinco jóvenes mujeres presas de la tiranía de una madre obsesionada por el qué dirán, viven sometidas bajo la opresión de este largo luto, encarceladas en sus propios miedos y creencias.

Solo una de ellas tiene la posibilidad de liberarse al estar comprometida para contraer matrimonio. El conflicto, esa olla a presión que es la casa de Bernarda, se agrava cuando la hermana pequeña interfiere en la relación.

El título del montaje que presenta Albadulake alude al genoma, es decir, a lo que se transmite de una generación a otra. La B mayúscula, por su parte, hace referencia a la madre-araña, Bernarda.

En esta singular versión del clásico lorquiano la palabra deja paso al cuerpo, pero éste "no es solamente un instrumento, expresa por encima de todo la fuerza y la pasión a través de las cuales se manifiestan los sentimientos", señalan los creadores y directores del montaje y de la compañía: Juan Antonio Moreno, proveniente del universo circense, formado en la Escuela de Circo de Montreal; y la cordobesa Ángeles Vázquez, bailaora, formada en el Centro Amor de Dios de Madrid.

En la puesta en escena se han combinado, con un efecto de obra de arte total, diversas especialidades artísticas que dan un toque especial a la propuesta. La danza, flamenca y contemporánea, tiene un peso principal, acompañada por aros, equilibrios, malabares, cuerda, rueda Cyr y música en directo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios