Cultura

García Lorca viaja de nuevo a un Nueva York naïf y expresionista

  • Una edición especial conmemora el 80º aniversario de 'Poeta en Nueva York'

Poeta en Nueva York, el libro que Federico García Lorca nunca pudo ver publicado a causa de su muerte, regresa ahora en una nueva edición conmemorativa concebida íntegramente, por primera vez, desde el punto de vista de la ilustración, según su editor, Pedro Tabernero.

La ciudad que fascinó a Lorca durante su estancia como estudiante en la Columbia University y que le inspiraría una de sus obras poéticas más famosas es dibujada casi 80 años después por el artista asturiano Alfredo Sánchez (1933), más conocido como Alfredo.

Las ilustraciones de Alfredo son naïf y expresionistas. Con sus lápices de color ha recordado a Federico García Lorca sobre una nube encima del Empire State, con letras que vuelan sobre el puente de Brooklyn en Esa ciudad sin sueño y con negros llorando entre paraguas en El rey de Harlem.

Poemas como En la cabaña del Farmer o Huida de Nueva York han sido representados por "el mejor ilustrador español de ciudades", según Tabernero, pues Alfredo ya demostró su calidad en su libro De Moscú a Nueva York, que "marcó un antes y un después en la ilustración de ciudades".

Federico García Lorca se topó en Nueva York con la pobreza y la abundancia, Harlem y Wall Street, en un momento en el que, para Tabernero, "su sensibilidad estaba ávida de paisajes y de paisanajes más cosmopolitas".

La sensibilidad de Lorca, que en aquellos momentos tenía 31 años, tal vez estaba "cansada de gitanos", subraya en la introducción del libro el cantante y escritor Leonard Cohen, tan apasionado por el poeta granadino que a su hija le ha puesto de nombre Lorca. Cohen confiesa que una vez leyó unos versos y exclamó: "¡Aquí estaba mi mundo! ¡Aquí estaba mi paisaje! este poeta me destrozó la vida. Su nombre era Federico García Lorca".

La edición ilustrada de Poeta en Nueva York(1929-1930) se presentará el 28 de enero en la Casa Hispánica de la Columbia University, donde una placa recuerda la estancia del poeta granadino entre sus muros y donde todavía se encuentran las habitaciones que ocupó durante dos años.

El nuevo libro tendrá una edición limitada de 1.000 ejemplares, según el acuerdo al que ha llegado el editor con los herederos del poeta, que dieron su aprobación al proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios