Cultura

García Baena presenta la reedición del facsímil de 'Cántico' en Málaga

  • La Junta, la Diputación de Córdoba y Cajasur publican la obra, que recoge poesías tanto del territorio andaluz como del español en el 60º aniversario del grupo

La revista literaria Cántico, que nació como "un clamor de voces desacordes con el ambiente que la rodeaba", según las palabras de uno de sus impulsores, el poeta Pablo García Baena, ha vuelto a ver la luz gracias a una edición facsimilar que aparece más de 60 años después del primer número.

La Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Córdoba y la Fundación Cajasur han publicado una reedición que recoge poesías tanto del territorio andaluz como del español. García Baena, uno de los poetas cordobeses del grupo que recibió el mismo nombre que la revista, afirmó ayer en la presentación del facsímil en Málaga que Cántico fue una publicación "sin mensaje ni manifiesto". "Como en la fotografía del niño que nace se adivina el hombre que va a ser, en el primer número de Cántico está todo Cántico", añadió García Baena. La obra ya fue presentada en Córdoba el pasado mes de junio.

Desde su nacimiento en 1947, la revista prestó atención a la poesía que se escribía en otros países, pero también a la catalana o la gallega, "algo que en ese momento parecía imposible" en España. Además, ofreció el primer homenaje al poeta sevillano Luis Cernuda, que estaba "desterrado en el exilio de México y olvidado en España", y para ello se pidieron colaboraciones a otros escritores, incluso a Pemán, quizá para que éste ejerciera "como sombrilla protectora de la censura", según García Baena.

Por su parte, la consejera andaluza de Cultura, Rosa Torres, señaló que "son una legión los autores españoles los que han bebido de las fuentes" del grupo Cántico. Según Torres, en 1947 la posguerra "cubría con un infausto tapiz de sombras y silencio a España y la poesía, que se debatía entre la censura, la trivialidad y la abstinencia". Ese mismo año un grupo de jóvenes artistas en Córdoba "encendió una antorcha de luz en el interior de la caverna", ya que enviaron sus libros a la convocatoria del Premio Adonáis, pero ninguno de ellos consiguió el galardón, por lo que de "esta decepción y del firme empeño de llevarle la contraria a la poesía oficialista y realista de la época", nace Cántico, según manifestó Torres.

El Grupo Cántico, aglutinado en torno a dicha revista, se nutrió de artistas cordobeses, fundamentalmente de poetas, como el propio García Baena, Ricardo Molina o Mario López, pero también de pintores y dibujantes como Miguel del Moral. Uno de los rasgos que hizo diferente a Cántico era su amplitud de miras, ya que en ella se publicaban traducciones de versos de poetas extranjeros, como André Gide o Louis Aragon. Además, hacía referencias a la poesía procedente de China, junto con la voz de otras lenguas peninsulares, como el gallego o el catalán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios