Cultura

El FIB intenta volver a la normalidad tras un inesperado vendaval

  • Vientos de hasta 75 kilómetros por hora hicieron que anoche se suspendieran los conciertos de Kings of Leon y Los Planetas.

El Festival Internacional de Benicàssim intenta este sábado recobrar paulatinamente la normalidad tras los momentos de tensión vividos anoche a causa del fuerte viento, que obligó a cancelar conciertos, causó daños materiales en el recinto y obligó a trasladar a unos 1.500 fibers desde el cámping.

Fueron rachas de entre 70 y 75 kilómetros por hora y componente norte-noroeste las causantes de que, entre las ocho de la tarde y las tres de la madrugada, el recinto de conciertos del FIB Heineken se convirtiera en una pesadilla para los técnicos de mantenimiento, que no daban abasto para asegurar vallas, retirar lonas, desmontar pantallas de vídeo y, en general, prevenir cualquier accidente.

Cerca de 45.000 personas abarrotaban anoche el festival para ver, entre otros grupos y artistas, a Kings of Leon, Los Planetas, Christina Rosenvinge, Mäximo Park o The Horrors, pero a las 0.45 horas conocieron por megafonía que tenían que desalojar el recinto porque se cancelaban definitivamente todos los conciertos como medida de seguridad ante los envites del viento.

Pero los problemas no quedaron ahí y sobre las tres de la madrugada, unos 1.500 "fibers" que se encontraban en el cámping anexo al recinto de conciertos fueron trasladados en autobuses a un polideportivo y un colegio público de Benicàssim ante el riesgo de que algunas estructuras del cámping pudieran caer sobre sus tiendas de campaña. A media mañana, todos habían regresado al cámping.

Fuentes de la organización y del Ayuntamiento han insistido en remarcar la "normalidad" con que se desarrolló ese traslado.

Por su parte, los "fibers" con entrada de día tendrán la opción de cambiarla por la de hoy o la de mañana, y aquellos que tenían abono para el viernes y el sábado puedan cambiarlo por el del sábado y el domingo. Hasta ahora no hay datos sobre el número de reclamaciones o quejas presentadas ante la organización por lo ocurrido anoche.

La organización está negociando para que algunos de los conciertos cancelados de ayer puedan celebrarse entre hoy y mañana y así, Mäximo Park actuará esta noche en el lugar de Lily Allen, que cancela su actuación por enfermedad. Definitivamente, el de Kings of Leon se suspende ante la imposibilidad de que cuadrara la agenda del grupo estadounidense con la del FIB.

Y mientras los operarios siguen afianzando estructuras y arreglando desperfectos, los "fibers" intentan olvidar los sustos de anoche -incluido un llamativo incendio de matorrales junto a la N-340 y tras las gradas de invitados del Escenario Verde- con ganas de que la fiesta sin fin regrese entre hoy y mañana al recinto de conciertos, que esta noche tiene como invitada de excepción a la banda escocesa Franz Ferdinand.

Liderados por Alex Kapranos, el grupo que en 2004 y 2006 puso altísimo el listón de calidad del FIB Heineken con su pop-rock electrizante y de diseño, presenta en esta ocasión "Tonight: Franz Ferdinand", su tercer trabajo y el más cercano a los ritmos de baile de todo lo que habían hecho hasta ahora.

Por el Escenario Verde también pasarán hoy los españoles The Unfinished Sympathy junto a Mäximo Park y Elbow y los franco-belgas 2 Many DJ's, mientras que Russian Red, The wave pictures y Peaches actuarán en el Fiberfib, y Television Personalities o Josele Santiago debutarán en este festival en la carpa FIBclub.

Serán unas quince horas de música en directo, entre conciertos y sesiones de DJ, para intentar hacer olvidar los malos momentos de anoche, cuando Eolo quiso ser también el particular cabeza de cartel de un festival veraniego y distendido que no esperaba tanta incertidumbre -la única música que se escuchó durante un par de horas fue la de ambiente- ni tanto sobresalto meteorológico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios