Cultura

Cultura cambiará todo el sistema de climatización del Museo Medina Azahara por su "deficiente funcionamiento"

  • La Junta ha previsto una inversión de más de 440.000 euros

  • Admite que las temperaturas extremas de Córdoba hacen imprescindible un sistema de refrigeración "eficiente y adecuado"

Visitantes en el Museo Medina Azahara de Córdoba. Visitantes en el Museo Medina Azahara de Córdoba.

Visitantes en el Museo Medina Azahara de Córdoba. / Juan Ayala

La Consejería de Cultura de la Junta ha reconocido en varias ocasiones que el sistema de climatización del Museo Medina Azahara no está acorde con la necesidades de lo allí expuesto ni con las de los visitantes, sobre todo en los periodos de altas temperaturas. De hecho, desde su instalación en el año 2009, el actual equipamiento ha generado numerosos problemas, hasta el punto de que los continuos fallos y averías en esos sistemas han dejado casi inutilizados los reguladores de la temperatura del complejo. La consejera del ramo, Patricia del Pozo, ya anunció hace unas semanas que su departamento está trabajando para revertir esa situación y, de hecho, ha sacado a concurso por vía urgente una serie de actuaciones en ese sentido.

La información facilitada por la Junta de Andalucía señala que la inversión prevista en esas obras supera los 440.00 euros y que consistirán en la adquisición del suministro para la sustitución e instalación de equipos de climatización reversible en el museo. Las empresas tienen hasta el 9 de septiembre para presentar sus ofertas y el plazo de ejecución -que incluye redacción del proyecto y materialización de los trabajos- es de tres meses y medio.

En el documento se incide en que "se ha constatado con un estudio elaborado al efecto que las necesidades del sistema de climatización del museo de Madinat Al-Zahara, que data del año 2009, tiene un funcionamiento deficiente, que sufre continuas averías que deja al centro sin calefacción y aire acondicionado durante largos periodos de tiempo", por lo que se concluye "que razones de eficiencia y eficacia aconsejaban su sustitución por otro nuevo más eficiente".

La producción de frío y calor se realiza a través de dos bombas de calor con recuperación y condensación por aire situadas en la planta sótano del edificio. Sin embargo, una de las bombas de calor ha ido sufriendo diversas averías, hasta tal punto que "actualmente está completamente inutilizada, habiendo perdido la funcionabilidad los compresores con los que está equipada, y la segunda bomba de calor tiene problemas de migración continua del aceite con el riesgo que supone qué en caso de una avería, el edificio en cuestión se quede sin producción de frío y de calor, y por tanto sin climatizar las salas y laboratorios que dispone el edificio", apuntan desde Cultura.

La Junta de Andalucía también reconoce que esta actuación llega con algo de retraso respecto a los planes previstos, ya que mientras se estaba preparando la documentación del expediente, el Gobierno de España publicó el decreto en el que se declaraba el estado de alarma con motivo de la pandemia del coronavirus, "lo que ha ralentizado notablemente la tramitación".

El informe facilitado añade que "considerando asimismo que las temperaturas extremas de la ciudad de Córdoba hacen imprescindible dotar cuanto antes al edificio que alberga el museo de un sistema de climatización eficiente y adecuado, tanto para la protección de sus trabajadores como para los visitantes del mismo, existe, por tanto, la necesidad inaplazable de tramitar cuanto antes" las obras en el Museo Medina Azahara, de ahí que se haya decidido optar por la vía de urgencia para la licitación de los trabajos.

Antes de decidir por la sustitución de todo el sistema de refrigeración del museo, Cultura analizó distintas opciones. Así, indica que "se ha estudiado la opción de la reparación de los equipos existentes, pero se ha desestimado por el riesgo de hacer una inversión, aunque fuera menor, y no garantizar la continuidad del servicio a pesar de todo ello. Además, aun a pleno rendimiento, la potencia instalada no tiene capacidad de conseguir las condiciones de confort exigidas en condiciones climatológicas exteriores extremas. Todas las soluciones técnicas se han ajustado a los condicionantes del conjunto del edificio, así como a las necesidades de los usuarios. Se ha optado por esta solución atendiendo a los criterios funcionales y económicos", justifica la administración autonómica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios