Cultura

El Ballet Nacional de Cuba traerá ‘La Cenicienta’ en junio al Gran Teatro de Córdoba

  • La mítica bailarina Alicia Alonso dirige la compañía de danza, una de las más prestigiosas del mundo

Una escena de ‘La Cenicienta’, del Ballet Nacional de Cuba. Una escena de ‘La Cenicienta’, del Ballet Nacional de Cuba.

Una escena de ‘La Cenicienta’, del Ballet Nacional de Cuba. / Rolando Pujol

El Ballet Nacional de Cuba (BNC), una de las más prestigiosas compañías de danza del mundo, regresa a Córdoba para representar una de las obras maestras de la historia del género y una de las piezas más emblemáticas y reconocidas de su repertorio; La Cenicienta.

El espectáculo se celebrará el 7 de junio (20:30) en el Gran Teatro y forma parte de la gira por España que realizará el ballet. La primera de sus representaciones por Andalucía será el 6 de junio en el Gran Teatro Falla de Cádiz; el día 7 estará en Córdoba; el 8 en el Teatro Cervantes de Málaga; el 14 de junio en el Palacio de Congresos de Granada y el 16 en el Cartuja Center de Sevilla.

Las entradas para asistir a estas representaciones ya están disponibles y pueden adquirirse en los puntos de venta habituales de cada recinto.

La coreografía y el libreto son de Pedro Consuegra inspirado en el cuento de Perrault

El Ballet Nacional de Cuba, con más de 70 años de historia, fue declarado en 2018 Patrimonio Cultural de esta Nación por ser la “máxima expresión de la escuela cubana de ballet”.

Su directora general, Alicia Alonso, conocida como la prima ballerina assoluta, es una de las personalidades más relevantes en la historia de la danza y el ballet clásico a nivel mundial y a sus 98 continúa aún en activo.

En la visita a España del ballet, Viengsay Valdés, actual primera bailarina del BNC, conjugará por primera vez el rol de directora artística e intérprete en la escena para este recorrido de casi dos meses.

La Cenicienta es la única música de Johann Strauss compuesta expresamente para un ballet, aunque otras obras suyas han sido usadas frecuentemente en obras coreográficas. Su estreno, posterior a la muerte del músico, tuvo lugar el 2 de mayo de 1901 en Berlín.

El coreógrafo cubano Pedro Consuegra, siguiendo la tradición clásica de Marius Petipa, presentó por primera vez una versión coreográfica de la obra en 1988 en la Opera de Marsella.

Para el Ballet Nacional de Cuba, Consuegra revisó sustancialmente esa coreografía y enriqueció los aspectos técnicos y dramáticos. Esta nueva versión fue estrenada en La Habana el 9 de marzo de 1996.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios