Cultura

El Archivo Provincial centra una muestra en métodos de cura en tiempos del Quijote

  • La exposición incluye escrituras antiguas, incunables sobre cirugía, una pecera con sanguijuelas y plantas medicinales

Francisco Alcalde observa varios de los objetos que se exhiben en el Archivo Provincial. Francisco Alcalde observa varios de los objetos que se exhiben en el Archivo Provincial.

Francisco Alcalde observa varios de los objetos que se exhiben en el Archivo Provincial. / jordi vidal

La Capilla de los Escribanos del Archivo Histórico Provincial invita a un viaje en el tiempo a través de la exposición Drogas y sangrías: el arte de sanar en tiempos del Quijote, que podrá visitarse hasta el 4 de junio. Comisariada por los investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) Antonio J. Díaz y Rafael M. Girón y por la técnica del Archivo Histórico Provincial Ana María Chacón, la muestra incluye escrituras antiguas desconocidas, incunables sobre cirugía, una pecera con sanguijuelas como las empleadas en la época, una muestra de plantas medicinales y otros medicamentos documentados en las boticas de entonces y un gigantesco árbol genealógico en el que se mezclan farmacéuticos genoveses, médicos judeoconversos, la amante de Colón o el propio Cervantes.

La exposición va acompañada de un ciclo de conferencias de libre acceso al público que se celebrarán en el Archivo Histórico Provincial a las 19:30. El programa lo abrirá esta tarde el catedrático de Historia Moderna de la UCO Enrique Soria Mesa con una ponencia titulada Imprescindibles, pero discriminados. Médicos y farmacéuticos judeoconversos en la España Imperial. Soria es un reconocido especialista en el mundo converso y en su intervención analizará los orígenes judíos de muchos de los más destacados linajes de profesionales de la sanidad. Le seguirán las conferencias de Rafael M. Girón Pascual Cuando las medicinas del Nuevo Mundo 'curaban' Europa (s. XVI), el 26 de abril, y de José María García Ríos Sangrías, epidemias e intrigas cortesanas. Los Protomédicos en la España Moderna, el 10 de mayo. El primero mostrará la importancia del mercado de los nuevos fármacos americanos en la Europa del momento, el papel de los comerciantes de medicinas y de España como centro redistribuidor hacia otros países; mientras que el segundo pondrá al descubierto una realidad poco conocida, la de la élite médica del reino, encargada de juzgar al resto de profesionales de este ámbito.

La exposición ha sido posible gracias a la colaboración entre el Archivo Histórico Provincial y el Laboratorio de Estudios Judeoconversos de la UCO, y la Biblioteca Pública Provincial, que ha aportado una selección de libros, entre los que destacan la Gran Cirugía de Chauliac, incunable de 1498 que era un manual para cirujanos y barberos; el Ars Medicinalis de Galeno, comentado por Francisco Vallés, médico de Felipe II, o la traducción al castellano del libro Acerca de la materia medicinal y de los venenos mortíferos de Dioscórides, recopilado en 1570 por el doctor Andrés Laguna, farmacólogo y médico judeoconverso, quien también realizó las ilustraciones.

Igualmente, han participado la Diputación y el Real Jardín Botánico de Córdoba, que ha recreado los elementos utilizados en las antiguas boticas; el Archivo Municipal de Córdoba, con reproducciones de curiosos documentos; el arquitecto Álvaro Carnicero, con ilustraciones de hospitales antiguos; y el doctor Fernando Girón, asesor científico de esta exposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios