Juan gómez canca. cantautor

"Ahora mismo somos una sociedad que censura, no hay otra manera de verlo"

  • El Kanka acaba de publicar 'El arte de saltar', su cuarto disco, para el que ha colaborado con Jorge Drexler y la comparsa de Martínez Ares

  • Lo presentará en la Sala M100 el 5 de mayo

El Kanka acaba de publicar un disco que presentará en Córdoba en mayo. El Kanka acaba de publicar un disco que presentará en Córdoba en mayo.

El Kanka acaba de publicar un disco que presentará en Córdoba en mayo. / Javier Albiñana

-¿Como ha creado este nuevo álbum?

-A mí me cuesta mucho trabajo describirlo, porque yo al final lo que voy a hacer son las canciones; el disco es una cosa un poco circunstancial. De repente, tengo que sacar el disco, veo las canciones que tengo, las mezclo, elijo las que me gustan más, las que me parecen más adecuadas y entonces sale, pero como son canciones cada una de su padre y de su madre... Además, este disco concretamente me cuesta más especialmente, porque mira que yo en general soy ecléptico, pero en éste no tienen nada que ver unas con otras, ni la temática ni nada. Pero bueno, sí que es un disco que me pilla ya madurito, ya para caerme de largo. Ya 35 palos, tres discos a las espaldas, no sé. Creo que sí, que está escrito con una confianza, con una ausencia también de miedo, cosas que sí tenía en otros trabajos: "esto gustará, esto no, la gente se esperará de mí el cachondeito y si hago canciones más graciosas...". Pero también este disco no tenía esa sensación; me he centrado en hacer canciones lo más bonitas posibles sin tampoco muchos efectos especiales e intentando ser claro, decir cosas también y hacer temas redonditos.

-¿Qué vamos a encontrar en él?

-Hay un poquito de todo. Hay canciones de amor, que siempre tiene que haber -no muchas, yo creo que soy el cantautor que menos canciones de amor tiene en sus discos, creo que cuatro de 11, es un porcentaje bajito- pero me gustan mucho porque no son de amor en sí, hablan de cosas muy concretas. Hay un tema que se refiere a la distancia: nosotros, todos los músicos, siempre vivimos nuestras relaciones a distancia casi todo el rato. Hay otra canción que habla, que es la que canta Jorge (Drexler) conmigo, de la belleza natural. En fin, hay diferentes perspectivas de lo que ha sido un romance completo, que es mi pareja de ahora, y se trata desde perspectivas distintas en el disco. Luego hay otro tema sobre el dinero, tratándolo como la religión verdadera que es, que ahora le rezamos a los cajeros y a los bancos, y declarándome ateo de esa religión. Y bueno, hay un par de canciones que quizás es el punto más común que he visto y van de eso, de enfrentarse a las cosas, de dar el paso hacia delante, de no dejar que tus miedos te frenen. Hay una declaración de intenciones que se llama Para eso canto, que es una especie de imitación o de homenaje a las canciones de Mercedes Sosa, de Violeta Parda, esas canciones que eran muy combativas, que tenían un discurso como muy guerrero, muy sincero. Hay un par de ellas que tienen un poquito de maldad, que son Búsquese la vida, y Demasiada pasión por lo tuyo, que habla, la primera, de esta proliferación de opiniones en las redes sociales, que a mí me sorprenden mucho porque parece que la gente dedica mucho tiempo a criticar a otra persona y yo, que tengo tan poco tiempo por mi trabajo, pienso: "pero estas personas, ¿no tendrán nada que hacer?". Y Demasiadas veces con lo tuyo habla de una cosa que está muy de moda, que es el tema de la piel fina, del exceso de susceptibilidad que estamos teniendo, que se está convirtiendo en una especie de censura de nosotros mismos a veces, y del Gobierno otras; como que entres en la cárcel por escribir un libro o una canción. A mí me parece súper preocupante también, porque manda huevos que a estas alturas parezca que tenemos menos libertad que recién muerto Franco, por así decirlo. Y estamos en un punto que rápidamente se ofende alguien. Creo que está el sutilómetro bastante enchufado siempre y es algo que me da mucho miedo. Va a llegar un momento en el que lo único que se va a decir es "hola, ¿qué tal?". En cuanto digas algo con un mínimo de contenido algún colectivo se va a ofender o incluso te van a poner una multa o te van a meter en la cárcel del tirón.

-¿Cree entonces que hay un retroceso en libertad de expresión?

-Me da la sensación de que sí. Yo soy una persona que creo que lo entiendo bastante todo, y hay un punto que entiendo, porque está claro que el pensamiento evoluciona y ahora somos más sofisticados. Por más que hubiera muchos genios en el renacimiento, cualquiera de nosotros ahora maneja un móvil y hace cosas que a un tío de esa época le explotaría la cabeza. Nosotros somos más sofisticados en general, y con la sensibilidad también pasa. Ahora mismo estamos más sensisibilizados, y eso está bien, a mí me parece guay que alguien diga "ostia, este discurso es machista, este discurso es sectario, está ofendiendo". Eso está guay, pero que cada uno tenga que medir con pies de plomo cada comentario o andar con miedo en el cuerpo porque se le van a echar encima siete u ocho colectivos o directamente te van a enchironar, me parece que es excesivo. O sea, si no te gusta, no apalaudas; no vayas; si es el escritor, no compres el libro. Esa tiene que ser la condena, no creo que deba hacerse un linchamiento popular. Creo que tiene que haber un punto de equilibrio entre ser una sociedad sensible y una sociedad que censura. Ahora mismo somos una sociedad que censura, no hay otra manera de verlo.

-Antes mencionó la colaboración con Jorge Drexler, ¿qué tal fue trabajar con él?

-Ha sido una maravilla. Son las colaboraciones de mi vida. Para mí lo de Jorge ha sido una cosa muy grande porque es el referente.

-También tiene un tema con la comparsa de Martínez Ares del Carnaval de Cádiz.

-Tres cuartas partes de lo mismo. El tema está hecho por ellos. O sea, es la comparsa haciendo mi tema y llevándoselo además al sonido del Carnaval. Es muy especial porque para mí el Carnaval es de las manifestaciones culturales más ricas que existen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios