Mundo

Sadam Husein dejó creer que tenía armas de destrucción masiva por no parecer débil a Irán

  • Desclasifican los informes de los interrogatorios al ex dictador iraquí tras su captura

Comentarios 4

El ex dictador iraquí Sadam Husein admitió ante un interrogador del FBI antes de ser ahorcado en diciembre de 2006 que dejó creer a EEUU que poseía armas de destrucción masiva para no parecer un país débil a ojos del vecino Irán, entonces su principal enemigo.

Así lo revelan informes desclasificados el miércoles con los interrogatorios realizados por la Policía Federal de EEUU tras la detención del ex presidente iraquí, quien también calificó al líder de Al Qaeda, Osama ben Laden, de "fanático", añadiendo que no tenía ningún vínculo con este grupo.

De hecho, Sadam reconoció que se sentía tan vulnerable ante los líderes iraníes que hubiera estado dispuesto a intentar un "acuerdo de seguridad con EEUU para proteger" a Iraq de las "amenazas de la región", informó el diario The Washington Post. La anterior Administración norteamericana de George W. Bush invadió Iraq en marzo de 2003 bajo las acusaciones tanto de que el régimen de Sadam Husein poseía armas de destrucción masiva como de que mantenía vínculos significativos con Al Qaeda.

El ex presidente iraquí, que según los informes desclasificados se había mostrado desafiante en los anteriores interrogatorios, admitió que debió haber permitido a la ONU que atestiguara la destrucción de las armas que poseía Iraq después de la guerra del Golfo de 1991.

Los informes de las entrevistas del FBI, que se componen de 20 interrogatorios formales y cinco "conversaciones informales" en el año 2004, han sido desclasificadas en virtud del Acta de Libertad de Información por el Archivo de Seguridad Nacional, que los colgó el miércoles en su web.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios