Mundo

El Gobierno golpista de Honduras envía una misión diplomática a EEUU

  • Washington se niega a recibir a la comisión diplomática del régimen hondureño, con vistas a un diálogo con la OEA, y espera a Zelaya · Unas 800 personas han sido detenidas por incumplir el toque de queda

Comentarios 1

Representantes del nuevo Gobierno de Honduras viajaron ayer a Washington para iniciar un diálogo con países de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la crisis política que vive este país tras la destitución del presidente Manuel Zelaya.

Fuentes oficiales confirmaron el viaje de la comisión, pero no precisaron quiénes la integran ni detallaron sus actividades en la capital estadounidense.

Según medios locales, entre los miembros de la comisión figuran los ex cancilleres hondureños Guillermo Pérez-Cadalso y Leónidas Rosa Bautista, y el candidato presidencial de la Democracia Cristiana para las elecciones de noviembre, Felícito Ávila.

La comisión viajó en un avión privado desde el aeropuerto de Tegucigalpa, aunque se mantiene cerrado por los incidentes del domingo en los alrededores de la terminal aérea entre las fuerzas de seguridad y simpatizantes de Zelaya, que causaron dos muertos y una decena de heridos.

El embajador de Honduras en EEUU, Roberto Flores Bermúdez, confirmó ayer desde Washington a la radio HRN de Tegucigalpa que la OEA dio "una respuesta positiva" a la propuesta de diálogo hecha el domingo por el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras, Jorge Rivera.

Flores Bermúdez indicó que él se sumará a la comisión, pero tampoco precisó quiénes son los integrantes, y subrayó que las vías del diálogo "están abiertas".

Por su parte, EEUU descartó ayer reunirse con la delegación del nuevo Gobierno hondureño que viaja a Washington para iniciar un diálogo con la OEA, pero "seguramente" lo hará con el depuesto presidente Manuel Zelaya, a quien esperan hoy.

"No sabemos nada de una delegación viniendo aquí pero si es del régimen de facto, el Departamento de Estado no se reuniría con ellos" porque se trataría de un Gobierno que EEUU no reconoce, indicó su portavoz, Ian Kelly, en su rueda de prensa diaria.

Por otro lado, explicó que Zelaya se reunió la noche del domingo brevemente en El Salvador con un representante estadounidense en ese país y, en base a ello, "entendemos que sus planes son permanecer hoy allí y regresar mañana a EEUU", dijo.

El portavoz del Departamento de Estado señaló que aún no se han fijado encuentros con Zelaya pero "estoy seguro de que nos reuniremos con él a un alto nivel".

El domingo por la mañana, antes del intento frustrado del depuesto presidente de regresar a su país, el secretario de Estado adjunto de EEUU para Latinoamérica, Thomas Shannon, y el consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para América Latina, Dan Restrepo, se reunieron con Zelaya, señaló Kelly.

Por otro lado, los simpatizantes de Zelaya salieron ayer a las calles en una marcha que tenía como objetivo llegar hasta la Casa Presidencial para exigir la restitución del orden democrático y repudiar al Gobierno de facto que llegó al poder hace más de una semana, tras un golpe de Estado rechazado por la comunidad internacional.

Pese a que los graves incidentes ocurridos el domingo frente al aeropuerto de Tegucigalpa, los manifestantes han decidido volcarse a las calles nuevamente para insistir en su petición de que Zelaya regrese al poder en Honduras.

El dirigente sindical Ángel Alvarado indicó que los hondureños continuarán con su "resistencia" al golpe de Estado mediante protestas, manifestaciones y marchas que se realizarán no sólo en Tegucigalpa, sino también en otras ciudades del país.

Mientras la incertidumbre crece, unas 820 personas han sido detenidas en Tegucigalpa y otras dos ciudades vecinas por incumplir el toque de queda aunque, según un portavoz policial, la mayoría han sido liberados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios