Impuesto de matriculación

Las ventas de coches podrían caer hasta un 10% en 2019 si no cambia el impuesto de matriculación

  • La asociación de fabricantes (Anfac) advierte que la llegada del nuevo protocolo WLTP podría afectar a las ventas y también a la fabricación de coches.

Las ventas de coches podrían caer hasta un 10% en 2019 si no cambia el impuesto de matriculación Las ventas de coches podrían caer hasta un 10% en 2019 si no cambia el impuesto de matriculación

Las ventas de coches podrían caer hasta un 10% en 2019 si no cambia el impuesto de matriculación

La entrada en vigor del nuevo protocolo europeo de homologación de consumo y emisiones WLTP, el próximo 1 de septiembre, podría ocasionar una caída de ventas en España de entre el 7% y el 10% en 2019, así como una disminución del 5% en los volúmenes de fabricación de las factorías nacionales de vehículos, en caso de que no se adapte el impuesto de matriculación actual a este nuevo marco de medición.

Así lo han indicado el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, y el vicepresidente ejecutivo, Mario Armero, en un encuentro con la prensa, en el que han subrayado que esta caída de ventas y de producción podría derivar en una pérdida de empleo en España, en caso de que no se adapte la tasa para que un vehículo tenga que afrontar el mismo tipo impositivo tanto con el nuevo como con el antiguo protocolo.

En este sentido, el presidente de la organización señaló que en enero se podrá hacer un balance más concreto de la forma en la que afectará el WLTP a las ventas en caso de que se no se adapte al impuesto de matriculación actual.

Trabajando con el Gobierno

Ante esta situación, Mario Armero explicó que desde Anfac han trabajado con el Gobierno actual y con el anterior para que la llegada del WLTP, que entra en vigor en septiembre, no suponga un aumento de la fiscalidad de los automóviles y, por lo tanto, pueda provocar un incremento de su precio. No obstante, señaló que queda el "tiempo justo" para que el Gobierno pueda hacer algo para solventar este problema.

Al tiempo que De los Mozos afirmó que, en función de cómo se comporte el mercado, desde el próximo mes de septiembre en adelante, el efecto sobre el empleo en la industria española de automoción y en la fabricación nacional de vehículos será "uno u otro".

Por otro lado, ambos directivos resaltaron la necesidad de que en España todas las partes vinculadas con el automóvil se pongan a trabajar para que el sector siga siendo importante para la economía española y para que continúe siendo competitivo frente a otros países.

"Sabemos lo que hay que hacer, pero no somos ágiles en España", explicó el presidente de Anfac, que añadió que España tiene que tomar medidas para seguir fabricando los coches del presente y del futuro, para lo que hacen faltan acciones en el campo fiscal, además de un entorno regulatorio "homogéneo y adecuado", apoyo a las inversiones productivas y al vehículo alternativo o la mejora de condiciones laborales.

Un impuesto verde y único

Entre las medidas que defiende Anfac destaca la creación de un impuesto "verde, único y orientado al uso" para el automóvil, unificando los actuales de circulación y matriculación, vinculándolo al dióxido de carbono (CO2) y a la calidad del aire y al uso y no la compra del coche.

"La fiscalidad actual es regresiva y anacrónica y no favorece la renovación del parque automovilístico español, que es uno de los más antiguos de Europa", aseguró Armero, al tiempo que añadió que España está "a la cola" en lo que se refiere al mercado de vehículos alternativos en el 'Viejo Continente' y que esta fusión de impuestos tendría un "coste cero" para la recaudación pública.

Así, Anfac, que apuesta por crear un Consejo Nacional sobre Movilidad, se reunirá esta tarde con representantes del nuevo Gobierno, al que ven con "buena predisposición" de cara al sector del automóvil, y en un encuentro en el que mostrarán la importancia de realizar un acercamiento "global" de cara al sector.

"España es un país competitivo en el automóvil, pero estamos viviendo un cambio de paradigma en el sector y no sabemos lo que va a pasar en el futuro, por lo que hay que adelantarse", subrayó De los Mozos.

Además, señaló que la falta de ayudas a las inversiones productivas ya ha afectado a la competitividad de las plantas españolas en comparación con las instaladas en otros países, donde reciben mayores subvenciones y más facilidades para impulsar su negocio.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios