INSPECCIÓN

La ITV avisa: con este testigo encendido no podrás pasar la revisión

  • La medida afecta a los vehículos cuya fecha de matriculación sea posterior al año 2008

Actividad en una ITV de Andalucía. Actividad en una ITV de Andalucía.

Actividad en una ITV de Andalucía. / Veiasa

Los propietarios de vehículos que tengan que pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) y cuya fecha de matriculación sea posterior al año 2008 deben tener en cuenta un aviso que ha hecho la empresa pública Veiasa (Verificaciones Industriales de Andalucía) para superar con éxito la revisión técnica.

La empresa pública, que es la encargada de gestionar las ITV en la región, recuerda que todos los vehículos matriculados a partir de 2008 que tengan encendido el testigo MIL “no pasarán la ITV” al considerarse “un defecto grave”. La razón es que esos vehículos “presentan condiciones inadecuadas para el ensayo”.

Ahora bien, ¿cuál es el testigo MIL? Pues, tal y como indica Veiasa, “generalmente como el que aparece en amarillo” con el símbolo del motor. Es decir, para entendernos, aunque sus siglas en inglés se refieren a “Malfunction Indicator Light”, es comúnmente lo que conocemos como testigo de avería del motor. Sí, ese que tanto asusta ya que puede representar, además, una avería grave y muy costosa.

Problemas de inyección o combustión

Además, tal y como informan las ITV, los problemas relacionados con el testigo MIL suelen estar relacionados con la inyección, la combustión y el sistema de alimentación. En las ITV se verifica su funcionamiento mediante un chequeo visual: se para el motor del vehículo y se acciona el contacto para comprobarlo. Éste debe entonces apagarse pasados unos segundos.

Las ITV recomiendan que cuando te salte este testigo acudas inmediatamente a un taller a revisión y a reparar el defecto. Una vez solucionado, se borra este aviso en la centralita del vehículo. Además, es importante saber también que para evitar malas prácticas, desde septiembre de 2018 las ITV incluyen ya pruebas del OBD, conectándose a los ordenadores de a bordo para ver si, por ejemplo, hay problemas con este testigo, entre otros defectos. El objetivo es ver si se ha borrado algún error una hora antes o unos kilómetros antes de pasar la ITV. En ese caso, también será desfavorable por considerar riesgo de haber sido manipulado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios