Motor

La DGT recuerda cuándo y cómo debemos utilizar la marcha atrás

La DGT recuerda cuándo y cómo debemos utilizar la marcha atrás La DGT recuerda cuándo y cómo debemos utilizar la marcha atrás

La DGT recuerda cuándo y cómo debemos utilizar la marcha atrás

La Dirección General de Tráfico ha recordado cuándo y cómo se debe utilizar la marcha atrás, una maniobra con la que se debe tener cuidado y mantener los sentidos atentos porque cuando se usa la marcha atrás, hay que entender que el resto de vehículos está circulando y, si no se hace de forma adecuada, puede haber un accidente. Se trata de recordar constantemente las maniobras con los vehículos para poder salvar vidas y tener una circulación normal en las calles de las ciudades y pueblos y en las carreteras. 

La primera norma que hay que tener en cuenta es que circular "marcha atrás” está prohibido, salvo cuando no sea posible ir hacia adelante ni cambiar de dirección o de sentido de marcha y como maniobra complementaria de otras. Además, hay que resaltar que debe ser maniobra corta, lenta y sin riesgo para otros usuarios de la vía.

Por ejemplo, cuando se sale de un aparcamiento, está permitido circular marcha atrás cuando no hay otra alternativa, y hay que deslizarse lentamente y con la máxima precaución. También, se deberá realizar esta maniobra cuando no sea posible seguir hacia delante, girar o dar media vuelta. Se puede hacer la marcha atrás como maniobra complementaria en un estacionamiento o a la incorporación a la circulación. 

Asimismo, sirve para hacer una parada en un momento determinado de un máximo de dos minutos. La marcha atrás está siempre prohibida en autovías y autopistas porque puede provocarse fácilmente un accidente ya que las velocidades en esas vías es de más de 100 kilómetros por hora. 

¿Cómo se realiza?

En primer lugar, hay que insistir en la idea de mantener todos los sentidos puestos en la vía por la que se circula y la maniobra que se va a realizar. Antes de ejecutarla, hay que observar todos los elementos fuera del vehículo y se debe señalizar con las señales visuales que se va a realizar la marcha atrás. Después, hay que efectuar la maniobra lentamente en el espacio imprescindible de la calzada y un máximo de 15 metros

También, hay que recordar que, en los estacionamientos y en las incorporaciones no está permitido recorrer más de 15 metros, como se ha indicado anteriormente, ni invadir intersecciones o cruces. Cuando exista una mala visibilidad al salir de un garaje o de una calle, se debe bajar una persona del vehículo para ver mejor o seguir las indicaciones de otra persona. 

Hay que destacar que si se marcha hacia atrás en punto muerto o con el pedal de embrague pisado sin haber seleccionado marcha, costará más frenar y no señalizará la maniobra de la marcha atrás. También, se señala que, ante un imprevisto, hay que usar los pedales de acelerador y freno con agilidad para no tener problemas con los viandantes o con otros vehículos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios