La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

Todos Contra Sebas: ¿Pierde el PP o pierden todos?

El PP de Sebastián Pérez no solo tendrá que lidiar contra Cs y los impredecibles de Vox, también contra los 'alternativos' de García Montero (siguiendo la estela de Suárez) y el nuevo partido de Jesús Cascón (con Susana Díaz Berbel de número 2)

Sebastián Pérez, esta mañana. Sebastián Pérez, esta mañana.

Sebastián Pérez, esta mañana.

Uno: no gobierna quien gana sino quien puede. Dos: tan importante es vencer como que pierdan los demás... Si analizamos los resultados de las últimas elecciones, desde las andaluzas y las catalanas hasta las norteamericanas pasando por las francesas, italianas o finlandesas, entre estos dos principios se mueve el ejercicio del poder. Juanma Moreno, por quedarnos en el referente más reciente que está marcando la campaña de las generales del próximo domingo y acabará determinando las Municipales de mayo, es presidente de la Junta porque el PSOE no movilizó y Adelante Andalucía se hundió. Porque el PP pudo pactar y porque los demás perdieron más.

Estos dos axiomas no están entre los principios que Maquiavelo recogió en su conocido tratado político -al menos no de forma literal en El Príncipe- pero conectan perfectamente si lo actualizamos a la realidad del multipartidismo de las democracias de hoy. Desde el pragmatismo de supervivencia de que "el fin justifica los medios" hasta su aguda toma de conciencia de que "nada grandioso fue jamás conseguido sin peligro".

Cinco siglos después, despojados del corsé del pensamiento renacentista, en ese peligro estamos. En los riesgos de la hiperfragmentación del voto. Con opciones políticas cada vez más personalizadas orientadas a nichos de público cada vez más específicos. Casi a la medida. Hablamos de las urnas pero las dinámicas no difieren de las tensiones que están marcando la Galaxia Gutenberg. Gestionamos las campañas con un conocimiento exhaustivo y diario sobre los potenciales votantes, aplicamos el gran hermano del análisis de datos y actuamos en consecuencia. Otra forma revisada de entender el "ante todo, ármate" que también recomendaba el provocador político italiano.

¿Cuánto cuesta un concejal? Porque de eso se tratará al final. De quien tenga un voto de más para liderar una alianza y quien tenga un puñado de concejales de más para ser llave de gobierno. En las Andaluzas, la izquierda confiaba en tener que recurrir a Teresa Rodríguez para mantener San Telmo pero al final fueron los 12 parlamentarios de Vox quienes decidieron el color del pacto. Y con eso no contaban. Ni el PSOE de Susana Díaz que sigue deambulando sin asumir la derrota ni ese henchido PP que está a punto de cumplir los 100 días de "gobierno del cambio" sin muchos cambios que publicitar.

El precio para conseguir los 27 sillones de la Plaza del Carmen solía estar en unos 5.000 votos. Pero la respuesta el 26 de mayo puede ser en torno a 4.000. Los restos serán clave en el reparto final (como siempre con la Ley D'hont), aunque la elevada fragmentación que anticipa la multiplicación de la oferta electoral acabará restando votos. A todos. Si trasladamos el tradicional bipartidismo a la dicotomía de bloques con que lo estamos sustituyendo -más que pluralismo estamos profundizando en los dos frentes de siempre de izquierdas y derechas-, nos encontramos con dos preguntas sobre las que ya podemos especular.

¿Quién puede ser alcalde? Partiendo de lo que avanzan las encuestas y manejan a nivel interno los partidos, Paco Cuenca tendría opciones de afrontar un segundo mandato con la legitimidad de las urnas (ahí será clave el resultado de Antonio Cambril bajo las siglas de Podemos-IU-Adelante y hasta qué punto haya lealtad por parte de los socialistas para ganarlo como aliado), Sebastián Pérez podría demostrar a Génova que hicieron bien apostando por él para recuperar la capital tras el caso Nazarí y Luis Salvador estaría en situación de dar el sorpasso por el centro-derecha si el voto al PP termina diluido en el creciente espacio de "Todos Contra Sebas". No habrá una papeleta con las siglas TCS pero es el trasfondo que unifica a los partidos que se están conformando como "alternativa" o abiertamente "contrarios" al actual presidente del PP.

Juan García Montero encabeza Centrados por Granada y en su hoja de ruta está lograr 3 concejales y convertirse en llave de gobierno. Después de dedicar buena parte de su carrera política al PP y de asumir la gestión de Cultura durante 13 años con Torres Hurtado, sus discrepancias con Sebastián Pérez lo llevaron primero a intentar arrebatarle la presidencia del partido -las supuestas irregularidades del congreso que perdió acabaron en los tribunales-, luego a darse de baja del partido y ahora a encabezar una formación que apelará a los votantes de centro-derecha evocando el extinto CDS del expresidente Adolfo Suárez.

Su equipo cuenta con que hace 8 años el PP tenía más de la mitad de los votos y ahora se situaría en torno a un 20% con sondeos que dejan los 17 concejales de entonces en un máximo de 6… Todo su entorno sabe que lo ha pasado mal, muy mal, pero ahora tiene un escenario más que factible de volver a ser protagonista en la vida política de su ciudad.

Jesús Cascón, con la hija de Gabriel Díaz Berbel como número 2, será el alcaldable por Granada Liberal Española. Es la escisión de Vox después del cese de Julio Vao como presidente del partido de Abascal en Granada -este diario desveló hace unas semanas que había sido condenado por estafa cuando dirigía una sucursal bancaria-, las discrepancias para la formación de las listas de las generales y las tensiones internas de cara al 26-M.

Tiene 66 años y se plantea el desafío como una forma de "cumplir un último servicio" a esa Granada de la que ya fue un actor tremendamente activo durante los mandatos del exalcalde Berbel. Quiere responder además, con "honradez y lealtad", a la petición para liderar el proyecto que le ha hecho una persona que siempre ha confiado en él y se muestra bastante optimista: una cosa es Vox en las generales y otra muy diferente son las locales; si el voto se divide tanto como parece, por qué no pensar que es posible reunir 3.000 o 4.000 votos que le den un concejal… Unos meses antes del final del mandato se retiraría y sería Susana Díaz-Berbel quien asumiría el liderazgo. Se lo "debe" a Gabriel.

Otra formación que podría arrebatar adhesiones por el centro-derecha es Juntos por Granada (JXG). Aunque se ha especulado en los últimos meses sobre el proyecto que podría liderar César Girón como aspirante a la Alcaldía, no será en esta batalla. Tienen equipo, programa y ganas pero no financiación suficiente y han decidido seguir trabajando como plataforma ciudadana a la espera de una oportunidad más clara.

Igual ocurre con Pilar Bensusan: también ha tenido ofertas para dar el salto a la política, pero (de momento) no ha concretado ninguna opción. Habrá que ver… Tendremos que esperar a ver qué formaciones oficializan finalmente su candidatura en el plazo legal y, sobre todo, analizar los resultados en las urnas del domingo electoral. Afectará lo que ocurra en las generales pero importarán, por encima de todo, los dos principios iniciales. Gobernarán quienes puedan; quienes menos pierdan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios