AGRESIÓN EN UTRERA

El atasco judicial libra a Finito de Córdoba de un juicio por lesiones

  • Dos miembros de su cuadrilla ven rebajada su condena de tres años de cárcel a seis meses por las dilaciones 

  • Agredieron hace más de siete años a tres jóvenes que reprocharon a Finito su mala actuación

Juan Serrano, Finito de Córdoba Juan Serrano, Finito de Córdoba

Juan Serrano, Finito de Córdoba

Comentarios 3

El atasco judicial ha librado al torero Juan Serrano “Finito de Córdoba” de un juicio por un altercado a la salida de la plaza de Utrera. Dos miembros de su cuadrilla y el hijo de uno de ellos fueron condenados ayer en Sevilla a seis meses de cárcel y el pago de una indemnización de 4.630 euros a los lesionados.

Finito de Córdoba estaba acusado inicialmente de vejaciones injustas pero, al tratarse de un delito leve, quedó prescrito hace tiempo en una resolución confirmada por la Audiencia de Sevilla por entender que era una falta sin conexión con el delito principal que se imputaba a sus subalternos. El maestro estaba citado como testigo para el juicio pero no compareció.

Los hechos sucedieron en 2011, el juzgado de Utrera tardó tres años en concluir la investigación y hasta ahora no se convocó le juicio en el juzgado penal 10 de Sevilla.

La agresión ocurrió el domingo 10 de abril de 2011 a la salida de la plaza de toros de La Mulata en Utrera, cuando la cuadrilla se subía a su furgoneta. 

Dos hermanos, Adrián y Luis, increparon a Finito por la mala faena y fueron agredidos a puñetazos y patadas por la cuadrilla del matador. El torero dio un manotazo a uno de ellos, le empujó y le advirtió: “que sea la primera y última vez que insultáis a una persona vestida con el traje de luces”, según el relato que dieron las dos partes en su momento.

El mozo de espadas Antonio Mázquez, el banderillero José Miguel Neiro y David Márquez (hijo del mozo de espadas y no perteneciente a la cuadrilla) les agredieron y causaron lesiones inciso-contusas en la oreja y en la mandíbula y labio que precisaron de intervención quirúrgica y puntos de sutura en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Los agredidos serán indemnizados en 2.500 euros, 2.000 euros y 130 euros por las lesiones y secuelas, según aceptaron los tres procesados ante el juez. Cada uno de ellos aceptó dos condenas de tres meses de prisión por un delito de lesiones y otra multa de 180 euros por otro delito de lesiones leves. En todos los casos, la Fiscalía rebajó su petición inicial de un año y medio de cárcel por cada delito al aplicar la atenuante muy cualificada de dilaciones en la Administración de Justicia.

Los dos heridos eran naturales de Utrera, tenían 23 y 28 años y, tras ser atendidos por los médicos de la plaza, fueron derivados al Virgen del Rocío dada la gravedad de sus lesiones. Un tercer amigo que les acompañaba sufrió lesiones leves y fue atendido en el Centro de Alta Resolución (CHARE) de Utrera.

El juez dictó de viva voz su sentencia y acordó la suspensión provisional del ingreso en prisión siempre que los tres condenados no cometan delitos en el plazo de dos años y abonen puntualmente los plazos fijados para el pago de la indemnización. 

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios