Pasarela

Yves Saint Laurent planta cara al puritanismo

  • Naomi Campbell puso el broche de oro al desfile de la 'maison' francesa en la Semana de la Moda de París.

Naomi Campbell, con la Torre Eiffel de fondo, en el desfile de Yves Saint Laurent. Naomi Campbell, con la Torre Eiffel de fondo, en el desfile de Yves Saint Laurent.

Naomi Campbell, con la Torre Eiffel de fondo, en el desfile de Yves Saint Laurent. / Efe

Naomi Campbell fue la protagonista del cierre del desfile de Saint Laurent a los pies de la Torre Eiffel durante la Paris Fashion Week. Faldas cortas, botas altas y chaquetas anchas. Así entiende la firma las tendencias para próxima primavera-verano 2020, según mostró su director creativo Anthony Vaccarello, que se ha prometido a sí mismo huir del "puritanismo" de la época.

Una de las modelos en el desfile de Saint Laurent en París. Una de las modelos en el desfile de Saint Laurent en París.

Una de las modelos en el desfile de Saint Laurent en París. / Efe

Había razones para defenderse pues desde que el belga, de orígenes italianos, llegó a la maison en 2016, sus atrevidos y sensuales diseños han sido a menudo tachados de sexistas e incluso misóginos. 

Vaccarello, que combatió las críticas esta semana en una entrevista al semanario francés Le Journal du Dimanche, volvió a imponer su estilo, a saber, pantalones exageradamente minis, faldas cortísimas, hombros triangulares, cuero y lentejuelas.

Momento del pase de Yves Saint Laurent en la Semana de París. Momento del pase de Yves Saint Laurent en la Semana de París.

Momento del pase de Yves Saint Laurent en la Semana de París. / Efe

"Es demasiado corto, demasiado transparente. Odio este nuevo puritanismo que lo juzga todo. Me niego a seguir las cuotas que cuentan el número de personas de color en los desfiles. El problema del racismo, al igual que el de la misoginia, está en el ojo del otro, no en el mío", dijo el estilista. Vivimos en un ambiente "de caza de brujas", señaló el diseñador, que a falta de hechiceras convirtió a sus modelos en piratas, con pañuelos brillantes en la cabeza, bermudas vaqueras, camisa blanca abierta dejando ver una buena cantidad de collares y, un accesorio quizás menos digno de un capitán pata de palo, finísimos tacones de aguja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios