Pasarela

Rafa Nadal, sin luna de miel

  • El tenista vuelve al trabajo apenas cinco días después de su boda con Mery Perelló.

  • "Disfrutamos muchísimo", asegura el mallorquín sobre su enlace del pasado sábado.

Nadal, el jueves, en una rueda de prensa en Kazajistán antes de un partido benéfico. Nadal, el jueves, en una rueda de prensa en Kazajistán antes de un partido benéfico.

Nadal, el jueves, en una rueda de prensa en Kazajistán antes de un partido benéfico. / Efe

Rafa Nadal ha vuelto al trabajo apenas cinco días después de su boda con Mery Perelló en Mallorca, un enlace blindado a la prensa y con poca presencia en redes sociales.  El tenista, que al parecer se ha quedado sin luna de miel, tuvo palabras de agradecimiento para los medios de comunicación en una rueda de prensa en Kazajistán previa al partido benéfico que iba a disputar el jueves para su fundación con el serbio Novak Djokovic.

Una de las fotos oficiales de la boda difundidas por la fundación de Nadal. Una de las fotos oficiales de la boda difundidas por la fundación de Nadal.

Una de las fotos oficiales de la boda difundidas por la fundación de Nadal. / Efe

El deportista ha expresado lo mucho que disfrutaron él y su esposa Mery de su gran día junto a sus seres queridos con los que, señaló, "se divirtieron un montón". "Disfrutamos mucho ese bonito día. Nos divertimos un montón y disfrutamos con las personas que nosotros queríamos que estuvieran (en el enlace) y por eso tuvimos un gran día", han sido las primeras declaraciones del mallorquín tras su boda. "Fue algo que habíamos estado preparando durante mucho tiempo, pero ya ha pasado y ahora es el momento de volver para el fin de la temporada de tenis y es bueno regresar para un evento benéfico", añadió. 

Rafa ha vuelto a las pistas como hombre casado y recuperado de su lesión en la muñeca. Después de este encuentro solidario, viajará hasta París, donde se celebrará el último Masters 1.000 de la temporada el próximo lunes. Será el 4 de noviembre, independientemente del resultado del Masters de París-Bercy, en el que, además, Nadal recuperará el número 1 de la clasificación mundial, quizá uno de los mejores regalos de boda que el tenista podía recibir para poner el broche de oro a un año excepcional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios