Tendencias Labios del diablo: el peligroso último grito del postureo

  • La doctora María Teresa Achiques advierte "del peligro y perversión estética" de esta última moda

Labios del diablo: el peligroso último grito del postureo Labios del diablo: el peligroso último grito del postureo

Labios del diablo: el peligroso último grito del postureo

Las modas. Siempre las modas. Alguien lo lleva, es influyente y voilà: tendencia. Ahora ha llegado la última de las frikadas en el mundo del postureo: los labios del diablo. Es posible que la idea de ponerse boca de serpiente o de pulpo haya saltado de las clínicas a la red. Lo cierto es que apenas ha tardado una semana en hacerse viral y ya se compite en forma, grosor de labios, color y originalidad. Al parecer, la moda de los labios del diablo procede de la Unión Soviética, donde la cosmetóloga, según se presenta Alexandra Gont, asegura haber conseguido las originales formas mediante un seguro procedimiento de relleno con ácido hialurónico. Las garantías de seguridad están por verse, pues la aplicación de este producto, habitual en medicina estética debe realizarse por profesionales acreditados y con el fin dotar de naturalidad al rostro, en este caso a los labios. Para la médico estético y cirujana plástico facial, María Teresa Achiques, en esta práctica, y a la vista de los resultados, desde luego, se descarta la naturalidad con lo cual se pervierte el objetivo fundamental con el que los expertos infiltran el ácido hialurónico.

Esta naturalidad se logra mediante el equilibrio de los volúmenes administrados y la elección correcta de los puntos donde se inyecta. Cuando se trata de los labios, la medicina estética, explica la Directora Médica de Sensabell Plastic Surgery, se trata de devolverles la frescura e hidratación perdidos, mediante retoques que deberían pasar desapercibidos si la manipulación profesional es la correcta. En cuanto a la seguridad, la doctora Achiques evita pronunciarse a la espera de conocerse si los labios de diablo se están  perfilando con otros productos. El ácido hialurónico no debería producir problemas, asegura, puesto que es un producto reabsorbible, muy seguro, que forma parte de nuestro propio organismo y que sólo ha producido síntomas de alergia o irritación a menos del 5% de las personas a quienes se les ha suministrado. Por último, y para quienes deseen subirse al carro de la última moda y posturear en redes con su boca de pulpo, por ejemplo, el Photoshop y el delineado con productos estéticos son otras opciones, más seguras, fáciles y rapidísimas de borrar y también divertidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios