Modelos diferentes La belleza imperfecta es la nueva tendencia

  • Cada vez son más las firmas de moda que se alejan de lo que se considera perfecto para apoyar las imperfecciones

Winnie Harlow desfiló la semana pasada en la Semana de la Moda de Nueva York. Winnie Harlow desfiló la semana pasada en la Semana de la Moda de Nueva York.

Winnie Harlow desfiló la semana pasada en la Semana de la Moda de Nueva York. / Efe

La semana pasada saltó a la luz la noticia de que la rockera Patti Smith iba a trabajar como imagen de Yves Saint Laurent. Un anuncio que finalmente fue desmentido por la prestigiosa firma. Pero no hubiera sido tan extraño que desde una de las marcas más reconocidas de la moda contaran con alguien que no cumple los cánones de belleza tradicionales para protagonizar sus campañas. Esto es algo que está cada vez más implantado. Está de moda que en pasarelas, revistas o anuncios de televisión veamos a mujeres y hombres que marcan la diferencia por algún rasgo físico que se sale de lo que se considera bello. Es lo que se llama la belleza imperfecta, algo que hoy en día es tendencia en el mundo de la moda.

Ver esta publicación en Instagram

Mug shot

Una publicación compartida de @ slickwoods el 4 Sep, 2019 a las 2:41 PDT

Si hay una modelo que marcó un antes y un después en este tema, esa es Winnie Harlow. A sus 25 años se ha convertido en una de las modelos más internacionales. Si por algo marca la diferencia es por haber hecho del vitíligo su mejor arma. La canadiense sufre esta enfermedad de la piel que provoca manchas blancas. Pero lejos de esconderse, lo que ha hecho es convertirla en su gran aliada y ha protagonizado campañas para firmas tan importantes como Swarovski, Diesel o Desigual y ha sido portada de las revistas más prestigiosas del mundo.

Ver esta publicación en Instagram

#BAZAARicons in custom @16arlington 🖤🖤🖤

Una publicación compartida de A S H L E Y G R A H A M (@ashleygraham) el 6 Sep, 2019 a las 8:18 PDT

Desde que las firmas se dieron cuenta de que Harlow gustaba, cada vez han apostado más por modelos que cuentan con alguna imperfección que a los ciudadanos gusta, porque al final se trata de imperfecciones que marcan normalidad y que hacen que muchas personas se sientan identificadas. Entre los ejemplos más destacados están Slick Woods, la modelo que marca tendencia por llevar la cabeza rapada y por tener sus dientes separados; la británica Rebekah Marine tiene un brazo biónico que no le impide ni mucho menos subirse a la pasarela; la argentina Paola Antonini tiene una prótesis en la pierna; Valentina Sampaio es la primera modelo transexual de Victoria’s SecretDavid Grandy y Noah Mills  cuentan con cicatrices en sus rostros que no impiden que trabajen como imagen de firmas internacionales; y Ashley Graham fue la encargada de defender a las modelos de tallas grandes y ahora que está embarazada reivindica que las modelos que esperan un hijo también puedan trabajar. Se trata de muchas mujeres y hombres que dejan claro que hay belleza más allá del 90-60-60, de la piel perfecta y de las largas melenas. Lo imperfecto, o lo que es lo mismo lo normal, por fin está de moda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios