Málaga Cine

Tristán Ulloa y Emilio Gutiérrez Caba ponen su amistad a prueba

  • Ambos actores protagonizan junto a Natalie Poza y Alberto Jiménez el largometraje 'Un buen hombre' · La historia enfrenta a un abogado con un inesperado asesinato en manos de su mejor amigo

¿Qué tiene que hacer un ilustre profesor de Derecho cuando ve cómo su mejor amigo comete un cruel asesinato? Por lo pronto, se le plantea un dilema moral que en la ficción ha dado pie a Un buen hombre, el segundo largometraje de Juan Martínez Moreno (que ya acudió el pasado año al festival con Dos tipos duros) con Emilio Gutiérrez Caba y Tristán Ulloa como protagonistas.

El thriller (presentado ayer en la sección oficial) planteó a los espectadores una arriesgada elección: la amistad incondicional o el deber cívico. La línea que distingue a los buenos hombres de los malos puede ser igual de frágil que la que separa lo moral de lo inmoral.

"Nadie es infalible. Te asaltan dudas. Yo no sé lo que haría", confesó Tristán Ulloa convertido para la ocasión en un (creíble) abogado ultracatólico "con una estricta escala de valores" que no ve matices entre el blanco y el negro pero que acaba "fallando a todo aquello en lo que cree", explicó el actor. Para Natalie Poza -su mujer en Un buen hombre- el nexo de unión de cada uno de los personajes implicados en esta trama es el afán por no perder su status hasta el punto que no llega a distinguir "quienes son los buenos". "Ella quiere ser madre y formar una familia. Y si para ello tiene que tapar ciertas cosas pues lo hace", añadió.

Como el resto de sus compañeros de reparto, Emilio Gutiérrez Caba no dudó a la hora de aceptar este guión que su director estuvo madurando durante ocho años antes de llevarlo a la gran pantalla. "Me pareció que el guión tenía potentes imágenes", expresó. El veterano actor encarna a un catedrático de Derecho, íntimo amigo de Vicente (Tristán Ulloa) y compañero suyo de trabajo, culpable de un crimen del que su conciencia no logra escapar.

Concebida como una película para lucimiento de sus protagonistas, Un buen hombre debe los aplausos del público a un plantel actoral de lujo. "Sin los actores adecuados, el guión podría ser una porquería, y ellos son los que hacen que la película brille y que alcance la altura que alcanza", opinó su director y guionista. Alberto Jiménez completa este cuarteto de personajes de dudosa inocencia.

Rodada entre A Coruña y los estudios de La Luz (en Alicante) la película llegará a las salas el próximo 30 de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios