Málaga Cine

Comedia y denuncia en 'Pagafantas'

  • El primer largometraje del director donostiarra Borja Cobeaga, nominado al Oscar por su corto 'Éramos pocos', confiere brillantez a la Sección Oficial · La producción presenta nuevas coordinadas para el género

Una chica guapa y un pobre desgraciado que jamás podrá conseguirla le han bastado a Borja Cobeaga para posicionar las nuevas coordenadas de la comedia española de los próximos años con su película Pagafantas, última cinta a concurso de la sección oficial e largometrajes del Festival de Málaga Cine Español de este año. Sátira certera, bien construida e interpretada y sobre todo, muy divertida, la película de Cobeaga ha elevado bien alto el listón de la Sección Oficial, que este año estaba bastante bajo.

El filme, una coproducción de Telespan, de Antena 3 Films y Sayaka Producciones, es el primer largometraje de Cobeaga, autor que acumula una dilatada experiencia en televisión (es uno de los artífices de Vaya semanita, el programa de mayor reconocimiento de toda la historia de la ETB) y una nominación al Oscar (por su estupendo cortometraje Éramos pocos, en el año 2007).

En la rueda de prensa, el director advirtió que su película tiene un mensaje claro: "Huid. El pagafantas no tiene otra salida, nunca conseguirá la chica. Que huya mientras pueda". En la película, Gorka Otxoa interpreta a Chema, un joven que no está atravesando precisamente su mejor momento en la vida (vive con su madre y acaba de romper con su novia), pero que recupera la ilusión cuando conoce a Claudia (la guapísima Sabrina Garciarena), de la que se enamora sin remisión. Sin embargo, Claudia nunca podrá ver a Chema como nada más que un amigo. Chema es el perfecto pagafantas, el chico que nunca besará a la chica. Cobeaga explicó que "Pagafantas es una película de denuncia social. Yo he sido un pagafantas, y sé de lo que hablo. ¿Pero quién no lo ha sido alguna vez? Me gusta mucho el patetismo, porque todos lo somos, explorar la vergüenza ajena y todos esos sentimientos que todos tenemos de vez en cuando".

El director vasco se mostró muy satisfecho de poder "haber rodado la película que yo quería con el reparto que yo quería". Los protagonistas son arropados por Óscar Ladoire, Kiti Manver, Julián López, Ernesto Sevilla y Bárbara Santa Cruz, también presentes ayer en la comparecencia ante los medios. Otxoa bromeó sobre la supuesta dureza de Cobeaga en el rodaje: "Es un director que crea muy buen rollo en el rodaje, es duro, claro, pero porque sabe lo que quiere".

Cobeaga recordó que el pagafantismo es "un problema grave que aqueja a Euskadi. Es cierto que he llegado a decir que el País Vasco es una Laponia sexual. Puede parecer una burrada, pero es que los vascos vamos a hacer turismo sexual a Burgos. Más aún, al Condado de Treviño. Yo nací en Donosti y ahora vivo en Madrid. Cuando llegué, aquello me parecía La Habana. Igual estoy exagerando, pero es que ésa era la sensación", argumentó el director.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios