Feria

El PSOE celebra que a Córdoba le irá mejor "con un socialista en Moncloa"

  • Isabel Ambrosio confía en recuperar las relaciones institucionales entre el Gobierno central y el Ayuntamiento

El PSOE de Córdoba se volvió ayer sanchista tras el término de la votación que invistió a Pedro Sánchez presidente del Gobierno. Pese a que el partido en Córdoba se había mostrado abiertamente partidario de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ayer todo eran halagos para el secretario general de su partido, a quien confiaron la suerte de Córdoba convencidos de que la provincia "le irá bien con un socialista" en el palacio de la Moncloa. Estas fueron las palabras que utilizó el secretario general del PSOE en Córdoba, Antonio Ruiz, para valorar la investidura de Sánchez, que llega a la presidencia tras una moción de censura contra el Gobierno del PP liderado por Mariano Rajoy.

Ruiz aseguró que "el PSOE asume, de nuevo en la historia democrática de nuestro país, su responsabilidad histórica y ha dado un paso adelante para tomar las riendas, desalojar del Gobierno a un PP marcado por la corrupción y sacar al país del callejón en el que lo había metido Rajoy". Según Antonio Ruiz, el líder del PP "no podía seguir ni un minuto más al frente del Gobierno, porque, como mínimo ha convivido y consentido la corrupción en el PP, y eso solo puede aportar inseguridad, inestabilidad e indignidad al país". "Rajoy y el PP han perdido la confianza de la opinión pública y de la mayoría del Congreso y el PSOE ha actuado por responsabilidad y ha conseguido el apoyo mayoritario parlamentario y por eso va a gobernar en España", añadió.

La alcaldesa recuerda que hay muchos proyectos pendientes con el Gobierno

En su alegato a Pedro Sánchez, Ruiz afirmó que "el socialismo cordobés está orgulloso por el deber cumplido", e insistió en que "desde Córdoba, los socialistas estamos con nuestro secretario general, estamos con Pedro Sánchez y vamos a dar lo mejor de nosotros para apoyar al Gobierno socialista de España para sacar adelante al país, para afrontar los retos que tiene por delante con fortaleza y seguridad".

Por último, el secretario general de los socialistas cordobeses subrayó que "vamos a seguir trabajando por nuestra tierra y lo haremos convencidos de que a Andalucía y a Córdoba les va bien si a España le va bien".

También se refirió ayer la victoria de Pedro Sánchez en su investidura la alcaldesa, Isabel Ambrosio, quien no hizo una defensa tan a ultranza del nuevo presidente pero sí se mostró confiada en que el cambio sea "para mejor, sobre todo para los proyectos de esta ciudad". La regidora apuntó que "espero que se recupere la normalidad de las relaciones institucionales que deben existir entre el Gobierno y el Ayuntamiento", algo que, a su juicio, no se había producido con el Ejecutivo del PP. De hecho, recordó que en Córdoba hay varios asuntos pendientes que dependen del Gobierno central y que están en diferentes puntos. Unos a puntos de concluir, como el caso del Metrotrén, y otros todavía en cartera como las inversiones que tienen que ver con la logística. La alcaldesa se refirió también a "la apuesta con papel importante del Gobierno para consolidar Rabanales 21, los proyectos de viabilidad para el aeropuerto, la finalización de la Biblioteca y las reformas del Museo Arqueológico". "La lista es conocida" con "asuntos que llevan ahí demasiado tiempo", reconoció.

Ambrosio, no obstante, se mostró por el momento cauta ya que "todavía no hay un equipo formado y habrá que esperar", pero confió en que las relaciones mejoren. "Siendo pacientes, porque estamos en las primeras horas y no hay nombrado ningún gobierno", Ambrosio confió en que, "dentro de la normalidad y con los plazos que se marquen, poder retomar la relación cordial, diplomática e institucional que debe existir siempre".

La regidora fue fiel defensora de Díaz en el proceso de primarias que finalmente otorgó a Sánchez la secretaría general. No obstante, Ambrosio ha participado en algunos actos con el líder de los socialistas tras su nombramiento, como el encuentro con los pensionistas hace unos meses. Precisamente en ese acto Sánchez mencionó una frase que ahora le está pasando factura: "aquellos que decían que iba a pactar con los independentistas con tal de ser presidente, ahora callan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios