España

El presidente valenciano evita volver a comparecer en los juzgados

  • El juez admite la petición de Camps y de otros tres acusados del PP de no personarse en la audiencia del día 15, que concretará las razones de su imputación

Comentarios 1

El juez del caso Gürtel en su vertiente valenciana, José Flors, aceptó ayer la renuncia formulada por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por el número dos del PP valenciano, Ricardo Costa, y por los ex altos cargos Víctor Campos y Rafael Betoret, a comparecer en la vista oral fijada para el miércoles de la próxima semana.

Flors dictó el pasado lunes un auto en el que continuaba con el proceso contra Camps por observar "indicios racionales" de un delito de cohecho y fijaba para el día 15 una audiencia preliminar con la presencia de los cuatro imputados, trámite previsto por la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado, que guía desde ahora la causa. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) explicaron que los cuatro imputados presentaron un escrito en el que renuncian a estar presentes en dicha comparecencia, por entender que está suficientemente garantizado su derecho de defensa con la presencia de sus abogados, y al conocer sobradamente los hechos a efectos de imputación.

De este modo, en la vista del próximo miércoles, estarán presentes los abogados y procuradores de los cuatro acusados, pero no ellos, toda vez que han renunciado al derecho que tienen a hacerlo y que el magistrado ha admitido la renuncia.

Las defensas de Francisco Camps y Ricardo Costa anunciaron también su intención de recurrir en apelación el auto del juez ante el Alto Tribunal valenciano, si bien el recurso no tiene carácter suspensivo de la comparecencia de concreción de imputación. El plazo para presentar recurso es de cinco días, que se amplía a otros cinco para impugnaciones. Se estima que agotarán ese plazo y después argumentarán que no hay ninguna prueba que implique a los imputados, y destacarán las contradicciones que ha evidenciado el sastre José Tomás. El recurso de Camps se centrará también en que el presidente valenciano pagó los trajes y que fue el sastre quien se quedó con el dinero. El juez Flors no dio por válidas las palabras de Camps de que había pagado los trajes, y aseguró que había constancia de que los pagos los hizo una de las empresas de Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel.

Los magistrados que estudiarán el recurso planteado por Camps son José Francisco Ceres, Juan Montero Aroca y el presidente de la sala, Juan Luis de la Rúa, que se encuentra en funciones como presidente del TSJCV tras finalizar su mandato el pasado lunes. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es quien debe nombrar al nuevo presidente, cuya Comisión Permanente deberá convocar un concurso para la provisión de la plaza. De la Rúa podría presentarse a la reelección.

Mientras tanto, los dirigentes populares nacionales y regionales cerraron filas en torno al presidente valenciano y aseguraron que aguantará hasta el final y que no dimitirá. Sin embargo, en privado, algunos miembros del partido muestran la conveniencia de que Camps deje el cargo en caso de que no prospere el recurso, para evitar que se siente en el banquillo ocupando el cargo de jefe del Ejecutivo valenciano y del PP de Valencia.

Por su parte, el PSOE valenciano mostró su intención de recurrir la decisión judicial con el objetivo de que se contemplen otros delitos además del de cohecho pasivo impropio, como el de financiación ilegal o malversación de caudales públicos. Además, solicitan la comparecencia de otros dirigentes, entre los que se encontraría la presidenta de las Cortes Valencianas, Milagrosa Martínez, y otros consejeros y ex consejeros de Camps que contrataron con las empresas del entramado de Correa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios