Elecciones generales

El salario mínimo entra en campaña

  • Casado sugiere que el salario mínimo debe rebajarse a los 850 euros que pactó Rajoy con sindicatos y patronal

  • Sánchez se lo afea y asegura que su objetivo es elevarlo a 1.150 euros

El presidente del PP, Pablo Casado, durante un almuerzo informativo celebrado este miércoles en Madrid. El presidente del PP, Pablo Casado, durante un almuerzo informativo celebrado este miércoles en Madrid.

El presidente del PP, Pablo Casado, durante un almuerzo informativo celebrado este miércoles en Madrid. / Paolo Aguilar (EFE)

La precampaña electoral echa el telón con una polémica en torno a una propuesta del PP sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que el líder del partido, Pablo Casado, dice que "actualizará" aunque este miércoles ha hablado de cumplir la negociación alcanzada para situarlo en 850 euros en 2020, cuando ahora está en 900.

Casado ha matizado posteriormente que no tiene intención de bajar el SMI y ha vuelto a calificar de "fake news" la interpretación en este sentido de sus declaraciones, al igual que hizo hace unas semanas, tras la controversia por una de las propuestas del PP en el ámbito de la maternidad.

Para el líder del PP, tras estas polémicas sobre sus propuestas están el PSOE y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "instalado" en las noticias falsas.

Pero lo cierto es que preguntado este miércoles en Onda Cero por si "deshará" la subida del SMI, Casado respondió: "Lo que haré es cumplir, ahora que hablamos de cumplimiento de negociaciones, la negociación que llevó el Gobierno con acuerdo de la patronal y los sindicatos para subir el salario mínimo a 850 euros en el año 2020 y, además, respetando la subida que ya hicimos el año pasado de un 4% y del año anterior, un 8%". Además, criticó que los socialistas "aceleraron" ese acuerdo y "subieron 50 euros", a los 900 actuales.

Después, ha rectificado sus declaraciones para negar que su intención sea bajar el SMI y asegurar que si gobierna lo que hará será convocar la mesa de negociación con sindicatos y patronal, "que es lo que debería haber hecho Sánchez".

Sánchez celebra la rectificación 

El presidente del Gobierno, desde Bruselas, ha considerado  razonable que Casado "matice" sus palabras sobre el SMI porque sería "la primera vez en democracia" que un partido pide bajarlo en lugar de subirlo.

A su llegada a la reunión del Consejo Europeo, Sánchez ha acusado al principal partido de la oposición de "frenar las conquistas laborales y de retroceder".

Y para no ser manco, ha reiterado que si gobierna nuevamente la intención de su Ejecutivo es situar el SMI en los próximos cuatro años en el 60% del salario medio (unos 1.150 euros mensuales con datos de 2018), tal y como recoge la Carta Social Europea. "Lo importante es seguir gobernando para la recuperación de la dignidad laboral, sobre todo de los colectivos más vulnerables", ha apostillado

También ha aludido al SMI este miércoles el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera. En un acto en un hotel de Las Palmas de Gran Canaria, en el que no admitió preguntas de los periodistas, anunció medidas para favorecer la actividad de los autónomos, entre ellas, la de ampliar de 12 a 24 meses la tarifa plana de 50 euros en el pago de su cuota. 

Rivera también abogó por eximir de pagar su cuota a los trabajadores por cuenta propia si sus ingresos no llegan al SMI y por concederles una exención de dos años en el pago de su cotización cuando hayan sido padres o madres.

Cs plantea además para este colectivo de pequeños empresarios no obligarles a pagar a la Hacienda Pública el IVA que repercuten en sus facturas hasta que hayan cobrado éstas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios