Precampaña del 28-A La eutanasia se cuela en el combate por los votos

  • PSOE, Podemos y Cs instan a regularizar la muerte asistida, mientras el PP conmina a que no se use como arma electoralista

Manifestantes de Derecho a Morir Dignamente protestan en los juzgados de plaza de Castilla (Madrid). Manifestantes de Derecho a Morir Dignamente protestan en los juzgados de plaza de Castilla (Madrid).

Manifestantes de Derecho a Morir Dignamente protestan en los juzgados de plaza de Castilla (Madrid). / Kiko Huesca / Efe

Comentarios 0

Un tema muy sensible como la eutanasia se coló el jueves en el combate por los votos como antes hizo, y volverá, la prisión permanente revisable. El caso de Ángel Hernández, marido de María José Carrasco, enferma terminal a la que ayudó a morir, irrumpió en los discursos políticos y también en la Iglesia.

La tormenta desatada obligó a la clase política a mojarse. "No tengo miedo, estoy tranquilo, mi mujer dejó de sufrir", dijo Hernández, en libertad tras prestar declaración como imputado por un delito de auxilio o cooperación al suicidio en un juzgado de Madrid.

Su defensa pedirá que se aplique la atenuante del artículo 143.4 del Código Penal para que no entre en prisión, pero no descarta solicitar el indulto si fuera condenado. Esta decisión estaría en manos del Gobierno, pero su portavoz, Isabel Celáa, no entró en el asunto, aunque sí expresó el compromiso del Ejecutivo de impulsar "la regulación del derecho a una muerte digna con todas las cautelas" y llevarlo "cuanto antes" al Parlamento para su aprobación. Subrayó que no le "parecen de recibo" las críticas de la oposición de que el Gobierno haya utilizado la eutanasia en campaña.

La mayoría de las críticas vinieron del PP, que reprochó al PSOE y a Pedro Sánchez su "electoralismo" por abrir un debate sobre la muerte asistida en plena campaña, mientras que se mantiene en su postura de apostar por los cuidados paliativos como medida para las personas que se encuentran en el "proceso de morir".

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, pidió que en este debate no se utilice "el sufrimiento ajeno para hacer campaña electoral" y recalcó que, si las iniciativas sobre esta materia que tenía en trámite la Cámara no se aprobaron, fue porque el Gobierno anticipó las elecciones.

En Cs, su secretario general, José Manuel Villegas, defendió la regularización. "Si tu mujer, tu hija o tu marido está sufriendo de esa manera... no puedo poner la mano en el fuego de que yo no haría lo mismo que ese hombre", declaró su presidente, Albert Rivera. Para el líder de Podemos, Pablo Iglesias, es "indecente" que una persona pueda ser detenida y encarcelada por "un acto de humanidad".

"La muerte provocada no es solución", afirma la Iglesia

La eutanasia llegó a la mesa de la Conferencia Episcopal Española, cuyo secretario general, Luis Argüello, afirmó que "la muerte provocada no es la solución a los conflictos" de la sociedad. "No pienso, Dios me libre, en la cárcel para nadie, pero sí en la necesidad, de apoyar cualquier decisión que evite que la muerte sea la solución de los problemas".

Bajo el grito de "eutanasia legal ya" y "queremos libertad para nuestro final", más de un centenar de personas protestaron frente a los juzgados de Plaza de Castilla (Madrid) para que se regule el suicidio asistido y se consiga la abolición del artículo 143 del Código Penal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios