Elecciones

La convivencia sin la amenaza de ETA pasa a segundo plano en el País Vasco

La desaparición de la amenaza de ETA ha variado el orden de prioridades de los partidos vascos, cuyas propuestas ante las elecciones no sitúan en primer plano las relacionadas con la paz y la convivencia, salvo EH Bildu, que las vincula al proceso independentista "unilateral" que propugna. Este asunto acaparará mayor atención en los comicios autonómicos de 2016, aunque ahora tampoco está excluido de la agenda de cada formación.

El PNV ya dijo en la apertura de la campaña que la recuperación económica, las políticas públicas y la defensa del autogobierno iban a centrar su programa electoral. No obstante, los jeltzales incluyen la necesidad de que las competencias en materia penitenciaria sean transferidas a Euskadi "con urgencia", principalmente para "aplicar el Código Penal" y establecer una política con los presos de ETA.

Podemos apuesta por "la colaboración" entre las formaciones para "construir un marco de convivencia estable y duradero".

No ve las cosas de la misma forma el PP, partidario de "desmontar la idea de que Euskadi necesita paz". "En paz ya vivimos desde que ETA dejó de asesinar. La sociedad vasca ya convive, otra cosa es que haga falta que los poderes públicos hagan verdaderas políticas que favorezcan la convivencia democrática", declaran.

Los socialistas se presentan como "los protagonistas de la paz" y quienes "siempre han tenido la llave para asentar la convivencia", mientras EH Bildu no espera que el Gobierno central vaya a abordar la "solución integral del conflicto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios