Elecciones generales El PSOE de Huelva celebra un triunfo incontestable que “pone freno a la derecha más rancia”

  • Ignacio Caraballo asegura que “el trifachito no va a poder conseguir que volvamos al pasado, ya que Huelva quiere mirar hacia el futuro”

Momento de celebración en la sede del PSOE en la medianoche de ayer. Momento de celebración en la sede del PSOE en la medianoche de ayer.

Momento de celebración en la sede del PSOE en la medianoche de ayer. / Alberto Domínguez (Huelva)

Había ganas y de hecho, el secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo, hizo un amago de comparecencia hasta que alguien le advirtió de que Pedro Sánchez, estaba a punto de hacerlo en la calle Ferraz. Apenas cuatro minutos después de la media noche, el dirigente socialista no aguantó más y la llegada de Amaro Huelva dio el pistoletazo de salida a una euforia que comenzó a fraguarse poco después de que se conocieran los primeros datos de un escrutinio que desgranaba una victoria incontestable.

Era el triunfo, según Caraballo “del trabajo de todos estos artistas –dijo señalando a quienes le acompañaban, la candidatura completa al Congreso y Senado, además de cargos públicos del partido– y de los militantes y apoderados”, aunque quiso acordarse de una manera especial “a los miles de onubenses que nos han dado la confianza para sacar casi 50.000 votos a la segunda fuerza política y conseguir que Pedro Sánchez, al que le he interrumpido pobrecito mio, vuelva a ser el presidente del Gobierno”.

Los aplausos pusieron el inicio a una noche que se presumía larga “en todas las casas del pueblo de los municipios de Huelva, que han dado mayoritariamente la victoria al Partido socialista, lo que nos pernmitirá combatir las intenciones del trifachito, que no ha conseguido lo que pretendía, es decir, conseguir una Huelva negra, del pasado y que ha apostado de una manera decidida por el futuro, por la igualdad y por mirar hacia adelante”.

María Luisa Faneca, José Luis Ramos e Ignacio Caraballo. María Luisa Faneca, José Luis Ramos e Ignacio Caraballo.

María Luisa Faneca, José Luis Ramos e Ignacio Caraballo. / Alberto Domínguez (Huelva)

Caraballo quiso acordarse de “los apoderados, de los militantes que han recorrido casa por casa todos los lugares de la provincia hasta pintarla de rojo en cada uno de los pueblos de Huelva, que ha dado una lección de parar a la derecha más rancia de toda Europa”. A juicio de Caraballo “la movilización” ha sido clave a la hora de entender unos resultados que suponen, a su juicio, “un espaldarazo a las políticas de Pedro Sánchez en estos meses que ha estado como presidente del Gobierno” y sobre todo el mensaje de “que Huelva no quiere volver atrás; nos hemos echado a la calle y hemos ganado; se han recuperado más de 400.000 votos respecto a las pasadas elecciones autonómicas andaluzas y hemos ganado a la crispación, al insulto, a la España de otros tiempos”.

Ignacio Caraballo señala un mapa de la provincia con el triunfo aplastante del PSOE. Ignacio Caraballo señala un mapa de la provincia con el triunfo aplastante del PSOE.

Ignacio Caraballo señala un mapa de la provincia con el triunfo aplastante del PSOE. / Alberto Domínguez (Huelva)

Un mapa con la provincia pintada de rojo salvo en cuatro localidades “que hemos perdido por poco”, sirvió como decorado para que los cargos y los congresistas y senadores brindaran por una victoria incontestable del PSOE en la provincia y que les sirve de espaladarazo a las municipales. Su candidato y alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, era uno de los más contentos, por “haber recuperado más de 3.000 votos respecto a las municipales”.

El otro, José Luis Ramos que en apenas dos años pasó a ser alcalde de la localidad de Jabugo a presidente de la Autoridad Portuaria de Huelva y ahora será diputado por el Congreso de los Diputados: “hay mucho que tenemos que hacer entre todos, mucha política y hemos recibido el espaldarazo de los ciudadanos para poder hacerlo”. Desde el anterior delegado del Gobierno, Francisco Romero, a la diputada andaluza María Márquez, concejales que llegaba desde el colegio donde ejercieron de apoderados, todos tenían algo que celebrar. Uno de ellos, Jesús Bueno, dio la frase de la noche: “la diferencia con hace cuatro meses es más que evidente”.Lo era.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios