Elecciones

Cs cierra a cal y canto la puerta para investir a Sánchez

  • La formación naranja constata que no negociará con el PSOE y pide una reflexión al PP

Arrimadas comparece ayer tras la reunión de la Ejecutiva de Cs en Madrid. Arrimadas comparece ayer tras la reunión de la Ejecutiva de Cs en Madrid.

Arrimadas comparece ayer tras la reunión de la Ejecutiva de Cs en Madrid. / EFE

La negativa de Albert Rivera para investir presidente del Gobierno a Pedro Sánchez fue constatada ayer por la portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas. "No habrá negociación" para alojar al candidato socialista en La Moncloa ni tampoco va facilitar que éste siga de jefe del Ejecutivo "de la mano de Podemos y de los separatistas", dijo la dirigente de la formación naranja, que justificó que la decisión que tomó en su día la Ejecutiva Nacional de su partido "ha sido avalada por las urnas". Es decir, no es no, por mucho que existan presiones para que haya entendimiento entre las dos fuerzas más centristas.

En una rueda de prensa en la sede de Alcalá tras la reunión de la Ejecutiva, Arrimadas afirmó que el líder del partido, Albert Rivera, no había hablado con Pedro Sánchez ni con Pablo Casado. No entró en detalles de cómo van a afrontar el diálogo con el PSOE anunciado por el secretario general de la formación, José Manuel Villegas, porque lo ve prematuro, pero dejó claro que en ningún caso servirá para facilitar que gobierne quien "ha pactado con Torra, Puigdemont y Bildu".

Sí dicen estar abiertos a hablar de los grandes temas de Estado y alcanzar acuerdos puntuales, como señaló el número dos de la formación. En todo caso, la primera negociación que hay que abordar es la composición de la Mesa del Congreso, el 21 de mayo, una cuestión sobre la que Arrimadas no dio ninguna pista como tampoco en relación a si será ella la portavoz parlamentaria: "Ni siquiera lo hemos hablado", zanjó.

Opinó que el secretario general del PSOE tiene ya montado el Ejecutivo con Podemos y las formaciones independentistas, pese a las intenciones que han mostrado los socialistas de gobernar en solitario, y pronosticó que va a ser un Ejecutivo "nefasto" para España. La portavoz lamentó lamentado que "desgraciadamente" el hundimiento del PP haya impedido un Gobierno de coalición para desalojar a Sánchez e insistió, como el domingo Rivera, en que Cs liderará la oposición.

A su juicio, los resultados muestran "un empate técnico" entre el PP y Cs, que está a ocho décimas de alcanzar a los populares y, por tanto, tienen asumido que ejercerán ese papel.

A falta del voto por correo, el PP consiguió 66 escaños y el 16,7% de los sufragios, mientras que Cs obtuvo el 15,86% y 57 escaños y ha logrado representación territorial en todas las comunidades salvo en el País Vasco. Tendrá, además, grupo propio en la Cámara Alta porque a sus seis senadores por designación autonómica se suman cuatro más.

Sobre el hecho de que Vox no cumpliera las expectativas, explicó que la ley electoral "es lo que tiene" y al final ha habido 734.000 votos que "no han servido para nada".

Por otro lado, Manuel Valls, candidato a la Alcaldía de Barcelona, llamó a Ciudadanos a "evitar" que el nuevo Gobierno dependa de "los nacionalistas y los populistas", y animó a la formación naranja a jugar un "papel fundamental" que priorice el "interés general" de España. Valls considera que Cs y Albert Rivera, después de "su gran resultado" en las elecciones, "deben tener un papel fundamental desde un centro reformista que priorice el interés general de España". Por ello, el candidato independiente avalado por Cs, cree que "todos hemos de contribuir a evitar que el Gobierno dependa de los nacionalistas y de los populistas".

Desde Francia, Nathalie Loiseau, cabeza de lista en las elecciones europeas del partido del presidente francés, Emmanuel Macron, lanzó un mensaje a Cs, al que hizo notar que "los progresistas deben unirse" ante la subida de la extrema derecha por toda Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios