Elecciones

Abascal celebra su "proeza" y critica los "bandazos" del PP

  • El líder de Vox responsabiliza a los populares de la continuidad en La Moncloa de Sánchez

El número dos de Vox, Javier Ortega Smith, el domingo en la madrileña plaza Margaret Thatcher, cerca de la de Colón. El número dos de Vox, Javier Ortega Smith, el domingo en la madrileña plaza Margaret Thatcher, cerca de la de Colón.

El número dos de Vox, Javier Ortega Smith, el domingo en la madrileña plaza Margaret Thatcher, cerca de la de Colón. / Luca Piergiovanni / Efe

El presidente de Vox, Santiago Abascal, defendió ayer como una "proeza" los 24 escaños con los que su partido ha entrado en el Congreso y consideró "desastrosos" los resultados del PP, que atribuyó a sus "bandazos" y "falta de firmeza".

Abascal aseguró en varias entrevistas que no tenían una expectativa concreta y que en ningún momento pensaron en lograr el sorpasso, y mostró su satisfacción porque ahora podrán lanzar su mensaje con "más nitidez" y "menos distorsiones" desde la tribuna del Parlamento.

"Teníamos todos los espacios abiertos, porque nuestra gente estaba muy movilizada", señaló, advirtiendo de que no se van a andar con "medias tintas" ni a "engañar" al electorado.

Abascal aseguró que mantendrán su discurso y se mostró convencido de que seguirán creciendo. "Aspiramos a pasar de 24 a 180 escaños", afirmó.

El máximo dirigente de Vox volvió a responsabilizar al PP de que el PSOE pueda continuar en La Moncloa e insistió en que "Vox no es el PP ni Cs, es un partido nuevo".

"Es un momento de satisfacción para nosotros, que otros no hayan estado a la altura o cumplido sus expectativas no es culpa nuestra", subrayó.

Sobre su política comunicativa, dijo que se ha "minusvalorado" la capacidad de "distorsión" y "manipulación" de los medios de comunicación para conformar la opinión pública y que se equivocaron al pensar que podrían contrarrestarlo a través de las redes sociales.

En este terreno, Arcópoli ha denunciado ante la Fiscalía y el Defensor del Pueblo la imagen con la que Vox animó al voto este domingo, que enfrentaba a un hombre con un espada contra un ejército formado por símbolos como el puño feminista, un fantasma con los colores LGTBI, la hoz y el martillo, la estelada o la bandera tricolor.

Vox redondea el grafismo con un tuit, ¡Qué comience la batalla! #Por España. Una misiva agresiva según Arcópoli, que les acusa de incitar "al odio y la violencia contra las personas" lesbianas, gais, transexuales o bisexuales, porque el protagonista "amenaza con una espada a un icono del arcoirís.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios