España

Un detenido en Guadalajara y tres en Marruecos de una red de apoyo a Daesh

  • La célula terrorista marroquí se reunía con su jefe, el arrestado en la localidad alcarreña, en una mezquita de Melilla

El presunto jefe de la célula yihadista detenido este miércoles en Guadalajara. El presunto jefe de la célula yihadista detenido este miércoles en Guadalajara.

El presunto jefe de la célula yihadista detenido este miércoles en Guadalajara. / Europa Press / Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido este miércoles en Guadalajara a un hombre de 31 años, de nacionalidad marroquí, en una operación conjunta con los servicios de seguridad de Marruecos, en la que se ha desarticulado una red de apoyo a la organización yihadista Daesh, con el arresto de otras tres personas en aquel país.

Enclavados en la estructura de propaganda, los arrestados actuaban como amplificadores del mensaje violento de Daesh a través de los perfiles de redes sociales que ellos mismos gestionaban para lograr la captación y adoctrinamiento de nuevos miembros y adquirían material destinado a la autocapacitación para cometer atentados terroristas.

La célula terrorista desmantelada se reunía con su jefe, el residente en Guadalajara, en una mezquita de Melilla tras los rezos del viernes, dijeron a Efe fuentes de la lucha antiterrorista en Marruecos.

El jefe del Buró Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, órgano central antiterrorista), Abdelhak Jiam, ha declarado en una entrevista con Efe que los tres arrestados en Marruecos, todos vecinos de la región al sur de Melilla, atravesaban con cierta frecuencia la frontera hacia la ciudad española valiéndose de que los vecinos de esa zona no necesitan visado para entrar allí.

Una vez en Melilla, se dirigían a una mezquita -no ha especificado cuál- para los rezos del viernes, y era allí, tras terminar la ceremonia religiosa, donde los tres y su "emir", también marroquí y llegado desde Guadalajara, estudiaban sus planes para cometer atentados.

Los arrestados en Marruecos, que tenían edades comprendidas entre 24 y 39 años, tenían diversos oficios: uno era pintor de brocha gorda, el segundo guardián de coches ocasional en Melilla y el tercero se dedicaba al pequeño contrabando de mercancías (el porteo) entre Melilla y su región vecina.

La policía española ha dicho por su parte que el detenido en Guadalajara era el "dinamizador" de la célula y que adoptaba numerosas medidas de seguridad en sus actividades y comunicaciones on line, como utilizar aplicaciones de mensajería instantánea seguras y diferentes líneas de telefonía móvil y usar internet a través de redes públicas.

El momento de la detención -dijo Jiam- fue decidido porque los integrantes de la célula "habían intensificado su activismo cibernético", y ello cuando llevaban ya cierto tiempo siendo estrechamente vigilados por las policías de ambos países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios