España

El PP exige al Gobierno que "deje de contar muertos" y presione a los países emisores

  • El Ejecutivo afirma que "los únicos responsables" de estas tragedias son los traficantes

El PP pidió ayer al Gobierno que "deje de dedicarse sólo a contar la cifra de cayucos y de inmigrantes muertos", y ejerza una mayor presión diplomática sobre los países origen de la inmigración ilegal.

En declaraciones a Efe, el portavoz popular de inmigración en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, lamentó la "nueva tragedia" en aguas canarias y exigió al Gobierno "que tome cartas en el asunto".

Según Hernando, es necesario que España ejerza una mayor presión diplomática hacia los países de origen de la inmigración ilegal y debe endurecer las penas contra las mafias y personas que trafican con seres humanos. También "es necesario convertir los consulados en canal" para que los ciudadanos que quieren encontrar futuro en Europa o España puedan hacerlo mediante contratos de trabajo. "El Gobierno tiene que declarar claramente que va a cambiar la política de inmigración del papeles para todos", insistió el diputado popular.

"Nos hemos convertido -subrayó- en el segundo país del mundo, después de Estados Unidos, en la recepción de inmigrantes ilegales, evidentemente por la política del papeles para todos".

El hallazgo de los 14 inmigrantes muertos en un cayuco representa "la expresión más dramática" de la inmigración ilegal, cuyos "únicos responsables son los traficantes" de seres humanos, enfatizó por su parte la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí. Recordó que en lo que va de año, el número de pateras llegadas a Canarias ha bajado un 20% respecto a 2007 y consideró "deplorable" que el PP utilice esta tragedia como instrumento de confrontación política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios