EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Barómetro enero 2020 | Escenario nacional

Encuesta: Más rechazos que apoyos al Gobierno de Pedro Sánchez

  • La mayoría hubiera preferido un Ejecutivo de gran coalición con el PP y Ciudadanos

  • A un importante porcentaje de votantes socialistas no le gusta el acuerdo con ERC

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez estrechan sus manos tras el acuerdo de Gobierno de coalición. Pablo Iglesias y Pedro Sánchez estrechan sus manos tras el acuerdo de Gobierno de coalición.

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez estrechan sus manos tras el acuerdo de Gobierno de coalición. / Juanjo Martín / Efe

El Gobierno de coalición de Pedro Sánchez no se va a estrenar con un gran apoyo de la opinión pública, a pesar de que pone fin a más de un año de incertidumbre política en España. La razón son las alianzas, y es que una mayoría rechaza tanto el acuerdo de investidura con ERC como la abstención que ha obtenido de Bildu. Eso hace que el balance de quienes están de acuerdo con el Gobierno frente a los que no les gusta se sitúa en el 51,5% frente al 42,6%.

Fuente: Ipsos; Infografía: Departamento de Infografía Fuente: Ipsos;  Infografía: Departamento de Infografía

Fuente: Ipsos; Infografía: Departamento de Infografía

Este es el resultado de un sondeo que Ipsos ha realizado para este diario en dos oleadas, del 8 al 9 de enero y del 13 al 14 de enero, cuando ya se conoció el nombre de los ministros. La muestra es de 1.000 entrevistas.

A grandes rasgos, el sondeo muestra una amplia polarización en la opinión pública. Hay un claro apoyo de los electores de Unidas Podemos y socialistas al Gobierno, si bien en el caso de los segundo es algo menor. Resulta muy significativo que el acuerdo con ERC esté mal visto por el 44,9% de quienes admiten votar al PSOE, frente al 46,6% que lo apoya.

El acuerdo de investidura de Pedro Sánchez se ha logrado con acuerdo a varios niveles. En el Gobierno, con Unidas Podemos, gracias a un Ejecutivo de integración. En el Parlamento, con un acuerdo con el PNV, que se tradujo en votos afirmativos. Y con ERC, gracias a la concesión del PSOE para constituir una mesa de diálogo, de igual a igual, entre el Gobierno de España y la Generalitat. Bildu respaldó a Sánchez mediante una abstención. La mitad de los votantes socialistas entiende que Pedro Sánchez no debía haber aceptado el apoyo de Bildu en la sesión de investidura. sólo está de acuerdo el 38%.

El 59% de los consultados rechaza el acuerdo con los republicanos catalanes. La mayoría opina que la negociación sólo servirá para animar a los separatistas y establecer diferencias entre las comunidades autónomas españolas. En menor medida, y gracias a los votantes socialistas y de Unidas Podemos, se cree que el acuerdo puede valer para restablecer la normalidad en Cataluña y aliviar las tensiones territoriales en España.

La conclusión general es que las alianzas con ERC y Bildu pueden dañar el desarrollo de la Constitución. Así lo opina un 43,5% frente a un 39,6%.

Los electores tanto del Partido Socialista como de Unidas Podemos tienen mejor valoración de todos los elementos de la negociación que los electores del Partido Popular, Ciudadanos o Vox. Sin embargo, los electores del PSOEtienen peores valoraciones del proceso de negociación –en lo básico, no exhibir los partidos con los que se negocia, los contenidos de la misma o los acuerdos finales–, con la excepción de las fechas y los plazos, donde los electores de Unidas Podemos se muestran menos satisfecho.

La opinión pública española muy dividida respecto de las implicaciones que el acuerdo de investidura y Gobierno pueda tener para la política en España. En términos generales, entre un 30% y un 40% de los electores opinan que esta situación podría contribuir a normalizar la situación política y a paliar la crisis territorial que vive nuestro país en los últimos años; pero no son mayoría tampoco quienes piensan que ello amenace la unidad de España (46%).

No obstante, hay un cierto consenso en la opinión pública en torno a que este acuerdo supone aumentar la desconfianza en la política, animar al separatismo y polarizar aún más la política en España. Los electores del PSOE y en especial los de Unidas Podemos opinan mayoritariamente que la actual situación contribuirá a normalizar la situación política, y a resolver la cuestión territorial de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios