España

Camps "espera" seguir hasta 2011

  • El presidente valenciano esquiva las preguntas sobre el caso Gürtel y se muestra convencido de que inaugurará la llegada del AVE en 2010 y agotará la legislatura · Recurre el auto del juez por cohecho

Comentarios 4

No piensa dimitir. El presidente de la Comunidad de Valencia, Francisco Camps, expresó su ayer convencimiento de que agotará la legislatura al frente de la Generalitat a pesar de su presunta implicación en la trama Gürtel, de la que ayer se negó a responder en diversas ocasiones durante una rueda de prensa en la sede del Ministerio de Fomento. Camps se reunió con el ministro de Fomento, José Blanco, para hablar de las infraestructuras en la comunidad, y ambos comparecieron juntos en rueda de prensa para informar de los acuerdos.

A pesar de que Blanco recordó a los periodistas que las preguntas tenían que ceñirse a los temas abordados en la reunión, los informadores aprovecharon la presencia de Camps en Madrid para interrogarle por el caso Gürtel, por el recurso de apelación que su abogado tenía que presentar antes de las 15:00, y por su continuidad al frente de la Generalitat valenciana. Preguntas que Camps sorteó reconduciendo las respuestas a los temas de las infraestructuras valencianas.

El líder valenciano hizo únicamente una mención velada cuando se le preguntó si esperaba inaugurar la Alta Velocidad en Valencia como presidente autonómico. "¿A quién le pregunta de los dos?", bromeó Camps con la periodista que le hizo la pregunta, antes de asegurar que como hasta 2011 no hay elecciones autonómicas, y la llegada del AVE se prevé en 2010, espera estar allí como presidente de la comunidad.

"Espero que el 2010, como ha dicho el ministro, esté el tren en marcha, por lo tanto como hasta el 2011 no hay elecciones autonómicas, pues espero estar como presidente de la Generalitat", afirmó. "Lo que no sé -añadió bromeando Blanco- es si yo seguiré siendo ministro de Fomento". Camps llegó incluso a describir el día de inauguración, que imagina que comenzará dando los "buenos días" y "muchas gracias" a Blanco en la estación de Atocha, y terminará dando la bienvenida al ministro en el andén de Valencia. Los informadores insistieron en sus preguntas: "¿Dónde pone el listón de la dimisión?", a lo que replicó, desviando el tema: "El listón de la Comunidad Valenciana no tiene límites".

"Soy un soñador de mi tierra y sueño con una comunidad con alta velocidad, autovías, carreteras y transporte ferroviario de cercanías", eludió, una vez más.

Mientras Camps comparecía en la sede del Ministerio de Fomento, transmitiendo normalidad, el otro foco del día estaba puesto en Valencia, donde el líder autonómico debía presentar el recurso de apelación, en el que mantiene su inocencia, contra el auto dictado por el juez José Flors. El presidente valenciano apuró el plazo para presentar el recurso contra la resolución del juez en la que se acordaba seguir la investigación contra Camps por cohecho, y no archivar la parte valenciana del caso Gürtel.

Otro de los imputados, el ex vicepresidente valenciano Víctor Campos, también presentó el escrito ayer, mientras que el responsable de Protocolo de la Diputación de Valencia, Rafael Betoret, lo hizo a última hora del lunes, y el número dos de Camps, Ricardo Costa, el pasado viernes.

Ahora, es la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana la encargada de resolver los recursos. Lo previsible es que se mantenga la decisión del juez instructor porque para continuar el proceso únicamente es necesario que haya suficientes indicios contra los cuatro imputados. Para archivar la causa, el tribunal tendría que tener claro que no hay ningún dato que sustente la acusación. Es en el juicio cuando se deben practicar las pruebas y acordar ya si son responsables.

Es decir, si la causa sigue su curso y la Sala no la archiva, supondría la antesala a la apertura del juicio oral, después de la práctica de las diligencias que soliciten las partes. Esto significa que Camps y los otros tres imputados se sentarían en el banquillo de los acusados ante un jurado popular para responder de un presunto delito de cohecho por recibir regalos, concretamente trajes, de los cabecillas de la trama Gürtel.

Por otra parte, el juez instructor resolverá a primera hora de hoy, antes de celebrar la comparecencia para concretar las imputaciones, la petición de la Fiscalía de incorporar en la causa al presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, y a sus más estrechos colaboradores, Álvaro Pérez, El Bigotes, y Pablo Crespo.

El Ministerio Público entiende que si se va a juzgar a los que recibieron los trajes, es decir la "dádiva", también se debe sentar en el banquillo a los que los entregaron, a la otra parte del cohecho.

El juez resolverá esta petición de Anticorrupción antes de celebrar la comparecencia para concretar las imputaciones de los cuatro acusados, y en la que no van a estar ninguno de los imputados a petición expresa suya, dejando el asunto en manos de sus abogados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios