Entrevistas

Una reunión para salvar una profunda crisis

lUn día después de conocer los últimos datos de paro, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, presidió ayer en Madrid a la mesa del Diálogo Social, que reúne a sindicatos, administración y empresarios. Los malos datos de empleo y la preocupación ante la crisis económica que azota a la economía española centraron el encuentro. Y es que tras unos comienzos titubeantes, el Ejecutivo por fin se ha decidido a afrontar con decisión una situación más que complicada que amenaza la estabilidad laboral de miles de ciudadanos y ante la que son necesarias medidas más que determinantes. Cabe esperar que la buena cara que del titular de Trabajo mostraba ayer al inicio del encuentro se mantenga durante los próximos meses y el oscuro horizonte que se atisba sea menor de lo esperado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios