Natalia Verbeke | Actriz "Nunca he dejado el timón de mis decisiones en la vida"

"Nunca he dejado el timón de mis decisiones en la vida" "Nunca he dejado  el timón de mis decisiones en la vida"

"Nunca he dejado el timón de mis decisiones en la vida" / festval

Verbeke (Buenos Aires, 1975) se dio a conocer especialmente por una película argentina, El hijo de la novia (2001), junto a Ricardo Darín, pero como comenta en esta entrevista ella "es y se siente española", criada en Madrid, aunque por los datos básicos se la defina como argentina. Cuenta con una prolífica trayectoria en el cine (Nadie conoce a nadie, El otro lado de la cama) y en la televisión, desde que encabezara la revolucionaria El pantano, que sin embargo fracasó en audiencias, hasta pasar por Al filo de la ley, Los Serrano o Doctor Mateo. Su próximo estreno es la serie El nudo, en Antena 3, presentada en el FesTVal de Vitoria.

-Nació en Argentina y su trabajo se ha centrado en España.

-Y yo soy de aquí. Cuando leo que me califican de "actriz argentina" me sorprende. No sé en qué momento se zanjó para decir que yo soy argentina. Me hace ilusión, pero no es correcto. Yo nací allí, pero desde muy pequeña me he criado en España, soy española a todos los efectos, entre otras razones porque me siento y soy española. Mi carrera ha transcurrido entre vosotros.

-Entonces, ¿qué le queda de argentina?

-Pues mi madre, faltaría más. Tengo familia allí, es una tierra preciosa y me siento muy querida, con grandes amigos... con un gran cine. Pero cuando voy allí no es mi tierra. A Argentina me voy de vacaciones y mi país es España. Lo tengo muy claro.

-Ha regresado a la televisión tras casi tres años de paréntesis.

-Mi anterior serie fue con El caso. He estado fuera porque fui madre y quería disfrutar de mi hija. En esos dos primeros años quería estar con ella. Acepté una obra de teatro (La gaviota) porque era un proyecto del director Daniel Veronese con Chejov. Es una adaptación maravillosa que me permitió estar cerca de mi familia. Ya con la guardería he podido aceptar hacer una nueva serie. Hubo proyectos anteriores que no me enamoraron hasta que surgió El nudo.

-¿Cómo es Cristina, su personaje en esa serie de Antena 3?

-Es una mujer que ha tenido una vida maravillosa, es una profesora que se ha centrado en su vida familiar y, con sus hijos mayores, quiere rehacerlo todo para no aburrirse. Yo la comparo con un pájaro enjaulado. Se asfixia, busca alicientes y eso la lleva a enamorarse del marido de su amiga de toda la vida.

-Comenta usted que las escenas de sexo siempre le han dado mucha vergüenza.

-Pues sí. Pero hay directores como Jordi Frades, el de El nudo, con el que haría todas las escenas posibles. Hay directores que saben cómo tratarte y llevar la coreografía para que todo sea fácil.

-¿Es un buen amante?

-Claro, para hacer sexo de ficción. Y en la ficción nunca se hace sexo, sino interpretación.

-¿El nudo, que veremos en unas semanas, es una serie de mujeres en crisis?

-Las mujeres han tomado el mando en la televisión, en la forma de contar las historias. Y en este caso se habla de sus encrucijadas vitales.

-¿Hablaba usted de su personaje "enjaulado"?

-Y yo por fortuna nunca me he encontrado así. He podido vivir siempre como he querido y me he propuesto. He tenido suerte y también decisión.

-Su nueva serie sería también una historia de reencuentros.

-Sí, así es, y eso mismo me ha pasado en la vida real. Me encontré con mi mejor amiga del instituto por Instagram. Me dejó ella un mensaje, pero tardó mucho en contactarme. Yo no la podía seguir porque tiene un nombre muy común y no la encontraba, había miles como ella en las redes sociales.

-¿Siente que los jóvenes de hoy son una generación desconocida, como se plasma en este proyecto de Antena 3?

-No tiene nada que ver la generación actual con los jóvenes anteriores, como fuimos nosotros. Eso se percibe en las series de ahora. Cuando las veo me pregunto ¿serán los jóvenes como los que aparecen en las películas y series de hoy? La tecnología ha cambiado por completo las relaciones personales.

-Tiene por delante teatro, más cine...

-Tengo un proyecto teatral muy potente, de dos actores, del que no puedo hablar hasta que no se cierre. Sin embargo de cine no me ha llegado nada interesante. En cine me llegan pocas cosas y no me motivan, al menos ese es mi caso.

-El trabajo está ahora en la televisión

-Todos los actores españoles están trabajando gracias a la televisión. Las plataformas han multiplicado la oferta y la calidad. Y eso también pasa en Estados Unidos.

-¿Le han llegado proyectos de televisión fuera de España?

-Sí, pero los he rechazado porque me tienen que gustar y no ha sido el caso. No me tiene que apetecer por irme o no, no tengo problemas para viajar. Estar lejos de casa nunca me ha impedido hacer una historia.

-¿Qué debe tener un proyecto para que le atraiga?

-Has de sentir algo. Tengo que creer en ello. Tienes que entregarte a tu experiencia y a tu intuición. Debes notar si merece la pena el riesgo.

-¿Siempre ha tenido la oportunidad de elegir?

-Siempre. Ya he dicho que nunca he dejado el timón de mis decisiones. He tenido la suerte y la valentía de elegir. Y he elegido en ocasiones el riesgo de no trabajar, que suele ser duro. He asumido a veces quedarme sin trabajo por unos meses en lugar de aceptar cosas que no me gustaran. Me gusta decidir lo que hago. Para bien o para mal lo que soy es lo que he decidido ser.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios