Cesc escolà. Entrenador de fitness.

"El entrenamiento tiene que ser un reto divertido"

Cesc Escolà. Cesc Escolà.

Cesc Escolà. / Isidro de Quesada.

Profesor y tutor del Grado Superior de Condicionamiento Físico, Cesc Escolà (Barcelona, 1992) es el entrenador de moda más televisivo del momento. Tras estudiar Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y un Máster de Formación del Profesorado, trabajó durante años en los gimnasios con más reputación de Barcelona. En 2020 fue profesor de la academia de Operación Triunfo y, durante el confinamiento, presentó Muévete en casa (La 2), un programa diario de entrenamiento creado y diseñado por él que se reveló como un auténtico fenómeno televisivo y que le ha abierto las puertas a nuevos proyectos televisivos. Ahora publica Mucho más que fitness (Planeta), donde diseña un entrenamiento para todos los públicos.

-Asegura que en dos semanas se puede romper el "bucle del sofá". ¿Cómo?

-La idea es que el libro como sea un autoanálisis de en qué punto te encuentras, tanto motivacionalmente como anímica y físicamente. A partir de ahí, que seas consciente de la importancia que tiene el entrenamiento. Nuestros cuerpos están hechos para ser entrenados y moverse. Evidentemente, con una pandemia mundial que nos encierra en casa, las dos primeras semanas son guays, en el sofá, con la mantita, las series... Pero cuando pasa un mes te das cuenta de que tu culo se está quedando enganchado en el sofá, tu cuerpo se deteriora y tu mente necesita un cambio. Evidentemente, en dos semanas no vas a estar como nunca pero es cuando empiezas a engancharte a una rutina, a cambiar los hábitos, a sentirte mejor... Esta rutina está hecha para seguirla durante dos o tres meses. En el libro hablo de esto, de la importancia de la fuerza, cómo y con quién debes entrenar.

-En la primera fase de la pandemia mucha gente se animó a entrenar en casa. ¿Ha decaído esa actitud?

-No, al contrario. Hay mucha gente que sólo quiere entrenar fuera o en el gimnasio, pero cuando alguien quiere cuidarse y lo encierran en casa, seguirá entrenando porque sabe la importancia que tiene. No hay excusas. Al final, es buscar soluciones. Si partes de cero primero tienes que preguntarte por qué: no te has motivado, una mala experiencia o no te gusta ningún deporte. Y encontrar un entrenador cualificado y, sobre todo, divertido, que te motive; yo soy un payasete (risas), pues la gracia de esta vida es pasarlo bien, disfrutar y transmitir eso.

-Dice que el entrenamiento tiene que ser un reto.

-Si hacemos siempre la misma rutina te quedas igual. Si haces los mismos kilómetros en el mismo sitio, la misma clase de spinning... en un mes no te servirá de nada. Te servirá lo que quemaste, el cambio físico que creaste las primeras semanas pero al cabo de unos meses el cuerpo se adapta y no quema ni la mitad. No vale sólo ir a correr o sólo hacer piernas, glúteos... Eso no es entrenar, no entiendes cómo funciona el cuerpo. Necesitas trabajar todo equilibrado. Todos queremos vivir el máximo de años en la máxima plenitud, pero piensa ¿cuántas horas a la semana o al día dedicas a cuidar eso? Hay que ser conscientes y dar pequeños pasos. Primero con la alimentación. Con eso ya tienes más de la mitad ganada. Y a partir de ahí necesitas un cambio mental porque tu cuerpo tiene que trabajar: encontrar qué tipo de clases, de deporte, de entrenador... y engancharte.

-¿Cuál es el mejor momento para entrenar?

-No hay mejor momento que ahora. Preguntarse cuál es el mejor momento ya es una excusa. No es un mejor momento entrenar por la operación biquini, ni para quemar los turrones... Siempre se tiene que adquirir una rutina de entreno. Todo lo que conlleva moverse y hacer deporte implica comer mejor, cuidarte más, ser más feliz. Lo ideal sería no entrenar justo antes de ir a dormir pero cada uno tiene su rutina y su horario.

-¿Nos falta motivación o es más pereza?

-Las dos, si no hay motivación tenemos pereza, si no sacamos la pereza no viene la motivación. Van enlazadas. Tienes que encontrar la forma, la motivación, la salida al bucle, con ayuda, con un libro, un programa, una clase, un amigo, que te haga entender la necesidad de salir de ahí. Porque al final es tu vida, es tu cuerpo.

-¿Cuál sería su consejo para controlar el hambre emocional?

-Muchas veces se come con los ojos, sin hambre. Hay que ser conscientes de ello: yo he tardado 23 años, me ha costado. Lo importante es que si cometes excesos con la comida, que seas consciente de que es malo. No pasa nada si sabes que el resto del tiempo lo vas a hacer bien. Si en Navidad te hinchas a turrones tienes que ser lo suficientemente fuerte para salir del bucle, que es muy difícil, y volver a un hábito de vida saludable. Por eso yo no quiero entrar otra vez en él, por eso no tengo en mi piso nada de azúcares ni de procesados.

-¿Qué le ha supuesto Operación Triunfo?

-Personalmente soy exactamente el mismo; profesionalmente me cambió todo. Pasé de ser profesor de grado superior y bachillerato y por las tardes profesor de gimnasio a ser el nuevo profesor de Operación Triunfo. Muy contento y feliz.

-Muévete en casa batió récords en La 2.

-Al principio no estaba muy esperanzado, pues pensaba que la gente no se iba a levantar para una clase a las 09:00 en pleno confinamiento. Pero fue brutal, fue creciendo hasta llegar a un 7% de share. La gente se enganchó, descubrió que es importantísimo entrenar, en casa o donde sea.

-¿Qué le diría a alguien que nunca ha hecho deporte para que comience su reto y no caiga en el mismo saco que otros propósitos?

-Que no piense en el corto plazo, ni en cambios por imagen, sino que necesita vivir con salud. No puede ser que aprendamos por una enfermedad o una lesión, ni que por una pandemia muchísima gente que nunca había entrenado se haya dado cuenta de su importancia. Por eso, ojalá que Mucho más que fitness llegue a muchas manos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios