Modesto Barragán | Director de Andalucía Directo

"Normalmente, la televisión te convierte en ególatra, en sobrado"

Modesto Barragán, en el mercado de San Gonzalo de Sevilla. Modesto Barragán, en el mercado de San Gonzalo de Sevilla.

Modesto Barragán, en el mercado de San Gonzalo de Sevilla. / José Ángel García

Comentarios 1

En septiembre de hace cinco años dio el pregón del Verdeo en Arahal, capital de la aceituna de mesa con huesos de Donald Trump. Hoy, Modesto Barragán (Ubrique, 1963) da en la plaza de la Estrella el pregón de la Feria de los Remedios de su villa natal, capital del cuero y la marroquinería. Presenta con Manolo Casal los Carnavales de Cádiz desde hace tres décadas. El viernes pregonó la Feria de Algar, pueblo del padre Leonardo Castillo. En la foto, en el mercado de San Gonzalo de Sevilla.

-¿Qué hacía el 11-S?

-Estaba en mi despacho de director de Canal Sur de Cádiz preparando con mi equipo los contenidos.

Cádiz ha dado dos grandes magos, Mágico González y el que inventó el peaje de la autopista"

-17 años después da el pregón de Ubrique, su pueblo. ¿Es fácil ser profeta en su tierra?

-A mí no me está resultando difícil. De un tiempo a esta parte me siento tan feliz, me emociono por las esquinas. Echaré mucho de menos a mi padre, que nos dejó después de sufrir alzhéimer. Disfrutaba con el trabajo de su hijo.

-El que le hizo Barragán...

-Hijo, nieto, bisnieto y tataranieto de Barraganes. Yo no tengo ocho apellidos andaluces porque los franceses quemaron todos los documentos. En el norte debieron quemar menos.

-¿A quién pondría junto a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para hacer un cuarteto de tres según el canon gaditano?

-A ese señor con bigote que hablaba catalán en la intimidad.

-El 11-S se celebra la Diada en Cataluña. ¿Algún recuerdo de esa tierra?

-Las dos ediciones del Carnaval que Manolo Casal y yo presentamos en el Liceo de Barcelona, en el templo de la ópera. El teatro lleno, la gente llorando, cantando las coplas como si fueran del barrio de la Viña.

-¿Llegará el VAR al Andalucía Directo?

-Hace mucho tiempo que lo descubrimos. Nuestro VAR está en la calle.

-¿Jesulín de Ubrique creó el mito de Belén Esteban o fue al revés?

-No sé cuál de los dos tiene más piel de Ubrique, por el roce. Jesús es por encima de todo un grandísimo torero, un nombre imprescindible en la fiesta.

-¿Fue una revolución el paso de Teófila a Kichi?

-Se veía venir. El teofilato estaba acabando y llegaban formas emergentes.

-¿Cuántos años presentando la final del Falla?

-Treinta Carnavales. La primera vez que me subí al escenario fue con una agrupación de mi pueblo que se llamaba Los nietos del Tío Tom. Íbamos de esclavos de las plantaciones. Los eslabones de las cadenas eran de verdad y terminamos con agujetas.

-Al final, como Alberti, fue marinero en Tierra.

-Estuve cinco años yendo y viniendo todos los días a El Puerto. Medio peaje es mío. Cádiz dio dos grandes magos, Mágico González y el que inventó el peaje.

-Puro 27, nace el año que muere Cernuda...

-Nací el día de los Difuntos de 1963, el año que mueren Juan XXIII y Kennedy. Fueron dos revulsivos. La Iglesia dio pasitos para atrás. Y los Estados Unidos.

-Vamos a pasar del año Murillo al año Magallanes.

-Me mareo en los barcos.

-¿Y en los cuadros?

-Me gusta enmarcar las cosas, en su contexto.

-El organista Ayarra fue párroco en su pueblo...

-Vivir en un pueblo marca. Por eso yo lo he titulado el Pregón del Paraíso. Allí están mis raíces, las tradiciones, mi gente.

-¿La televisión engorda o adelgaza?

-Normalmente te convierte en ególatra, en sobrado. Es un trabajo como cualquier otro que te da popularidad. En realidad, te sientes más débil porque estás más expuesto. La televisión te pone cinco kilos de más. La gente me ve mejor al natural.

-¿La presidenta Susana Díaz llamó al programa?

-Nunca. Al contrario, sí. La buscamos por las redes para pedir su opinión al llegar al programa 5.000. Estás expuesto a la presión de personas, colectivos e instituciones. Mientras más influencia tengas, más presiones recibes.

-Le falta un año para los diez al frente del programa...

-Lo importante es la sensación de sentirte útil. Siempre digo que Andalucía Directo es un programa cien por cien ecológico sin colorantes ni conservantes.

-¿Si hay adelanto electoral tendrán que meter la Directa?

-En los contenidos, eso es indiferente. No hacemos información política, aunque la política está en todo. Pero nunca verás a un político hablando de política. El micrófono se le pone a la gente normal y corriente. Iletrados, universitarios sin trabajo, pensionistas, emigrantes, amas de casa.

-En TVE el cambio de Gobierno ha sido un torbellino. ¿En Andalucía pasaría igual o eso es inverosímil?

-Eso lo tendrá que decir el electorado. No sería la primera vez que se equivocaran los profesionales de las encuestas y sondeos. Nuestro programa es de una cadena pública con un Consejo de Administración de extracción parlamentaria.

-¿Ve mucha televisión?

-Prácticamente ninguna. Estoy siempre preparando Andalucía Directo. Aquí está el tío tó el día metío, como decía la chirigota de Juan Carlos Aragón Los flamenkitos apaleaos. Soy gran adicto de El Intermedio que hasta anteayer dirigía Maikol, Miguel Sánchez Romero, del famosísimo cuarteto de Rota.

-¿Aficiones?

-La familia y andar por las veredas, porque lo de senderismo es un esnobismo lamentable. Desayunar en una venta, hablar con la gente normal, la que saca para adelante a este país, no nos equivoquemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios