EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Entrevista. Sacha Michaud, cofundador de Glovo “Somos más pequeños que nuestros competidores pero tenemos mejores ideas”

  • Sacha Michaud y Oscar Pierre crearon Glovo con 140.000 euros en 2015 y el año pasado consiguieron captar 300 millones de euros

  • Están presentes en Andalucía desde hace tres años y afirma que su servicio de 'delivery' ha sido un "balón de oxígeno" para restaurantes y pequeños comercios durante la pandemia

Sacha Michaud, cofundador de Glovo. Sacha Michaud, cofundador de Glovo.

Sacha Michaud, cofundador de Glovo.

Si usted tiene descargada en su teléfono móvil la aplicación de Glovo e incluso si es cliente habitual o esporádico debe saber que esta empresa es española.

Uno de sus fundadores es Sacha Michaud, que explica a este diario en qué situación se encuentra la compañía y sus planes de futuro.

–¿Cómo surgió la idea de crear Glovo?

–Fundamos Glovo Oscar Pierre y yo en 2015 como un servicio que te traía lo que quisieras. Con el paso de los años y estudiando el comportamiento de los usuarios fuimos creando categorías de diferentes productos y ampliando los usos de la plataforma hasta lo que hoy conocemos como Glovo: una aplicación que te lleva y te trae lo que quieras de tu ciudad en 30 minutos. En 2017 ya estábamos presentes en tres países (14 ciudades): España, Francia e Italia. Un año después, en 2018, se vivió la internacionalización más formidable de la compañía, finalizando el año con presencia en más de 75 ciudades de 20 países. Actualmente Glovo está presente en más de 300 ciudades de 22 países del mundo. La compañía ya cuenta con más de 9 millones de usuarios y más de 20.000 partners asociados. En España lideramos el sector del delivery y somos el actor más importante tanto a nivel de usuarios como por comercios o restaurantes asociados.

–¿Cómo fueron los primeros pasos y con qué capital partieron?

–Los primeros pasos no están exentos de problemas y nuestro caso no fue diferente. Hoy, incluso habiendo pasado cinco años desde que fundamos la compañía, consideramos que seguimos dando nuestros primeros pasos. ¿Quién nos habría podido decir hace cinco años que a través de Glovo miles de familias hicieran sus compras durante la cuarentena? Respecto al capital inicial, partimos de unos 140.000 euros que conseguimos levantar en nuestra primera ronda y el año pasado fuimos la única startup española que consiguió levantar dos rondas de financiación de 150 millones de euros cada una y pasamos a estar considerados como el segundo unicornio español. Sin embargo, aunque a simple vista pueda parecer que somos grandes, estamos en un mercado en el que competimos contra actores mucho más grandes que nosotros.

"En 2017 ya estábamos presentes en tres países, un año después en 20 países y actualmente Glovo está presente en más de 300 ciudades de 22 países del mundo"

–¿Esperaba alcanzar ese éxito?

–Cuando uno se embarca en una aventura tiene que confiar sobre todo en su producto y trabajar y esforzarse continuamente por que su producto se diferencie del resto. Somos más pequeños que nuestros competidores, pero tenemos mejores ideas.

–¿Cuáles han sido, en su opinión, las claves para conseguirlo?

–Nuestra continua adaptación al mercado, estar siempre vigilantes y crecer con las necesidades de los usuarios. Con la primera versión de la app nos dimos a conocer y poco a poco fuimos observando que los usuarios demandaban algo más parecido a un Marketplace, por lo que comenzamos a buscar aliados en el comercio y la restauración local. Desde el inicio apostamos por apoyar a nuestros partners y facilitar la continuidad de su actividad a través del delivery. Pero, además, decidimos fijarnos en los pequeños comercios de barrio, los locales que llevan años entre nosotros y que, por falta de conocimiento o cultura digital, no habían dado el paso a la digitalización de sus negocios. Y el último punto, en el que nos encontramos ahora mismo es el de la multicategoría.

Sacha Michaud. Sacha Michaud.

Sacha Michaud.

–¿Cuál es la presencia actual de Glovo en Málaga y Andalucía?

–Desembarcamos en Andalucía y Málaga por las mismas fechas, en julio de 2017. Desde entonces hemos llegado a más y más localidades de Andalucía y a día de hoy estamos implantados en todas las capitales de provincia de la comunidad autónoma. Además, es en Andalucía donde tenemos presencia en un mayor número de localidades con el objetivo de potenciar el comercio y de satisfacer las necesidades de los consumidores en las urbes más pequeñas. Estamos implantados en ciudades como Algeciras, Antequera, Baeza, Lepe, Linares, Motril, o Utrera entre otros.

–¿Qué tipo de servicios son los más demandados?

–Antes de la declaración del estado de alarma predominaban sobre todo los pedidos a restaurantes, con la llegada del confinamiento los hábitos cambiaron de manera drástica. Por ejemplo, se multiplicaron los pedidos de parafarmacia, por lo que decidimos hacer que las entregas de estos pedidos fueran gratuitas para nuestros usuarios, por no hablar de los pedidos de supermercado se han disparado un 450% en la aplicación, superando a los de restaurantes.

"Estamos sellando alianzas con otras apps como Tinder o empresas de juguetes como Mattel”

–¿Qué nuevos servicios plantean ofrecer a corto o medio plazo?

–De momento queremos que nuestro servicio multicategoría madure y podamos reforzar algunas áreas recientes como Cook Room o Glovo Market, además, estamos sellando alianzas con actores de diversos sectores, desde supermercados a gasolineras, pasando por otras apps como Tinder o empresas de juguetes como Mattel.

–¿Qué ha supuesto la pandemia para la empresa?

–La declaración del estado de alarma y el inicio del confinamiento supusieron un duro golpe, tanto a nivel operativo, con el cierre del 70% de nuestros partners, como anímico, por lo que esta crisis sanitaria y social ha supuesto para todos nosotros, con pérdidas de vidas. Reorientamos nuestro liderazgo en delivery al servicio de la sociedad y del pequeño comercio de barrio ayudando a llevar medicinas y productos de parafarmacia a enfermos, proporcionando alimentos y comida preparada a personas en riesgo de exclusión, como ancianos, personas con discapacidad, etcétera. El delivery ha supuesto un balón de oxígeno para muchos restaurantes y tiendas de barrio, que han podido continuar con su actividad, al mismo tiempo que acelerábamos la digitalización de la pequeña tienda.

"El sector de la distribución tiene todavía un amplio margen de crecimiento y de desarrollo, especialmente en el ámbito local"

–Se ha denunciado en varias ocasiones la situación laboral de los transportistas de Glovo y de otras empresas similares. ¿En qué condiciones laborales están sus empleados?

–Permítame que te corrija, los repartidores de Glovo no son empleados, son autónomos y lo son porque es la única forma jurídica que les permite colaborar con la plataforma cuándo y cómo quieran. Sin embargo, no todo el mundo lo entiende así, por ello nosotros abogamos por el diálogo con los distintos agentes, como sindicatos, asociaciones, etcétera. Es la única vía para definir el modelo laboral de las plataformas digitales.

-Usted es fundador de varias empresas e inversor en otras. ¿En qué sectores cree que hay ahora más posibilidades de negocio con la nueva normalidad creada por el Covid-19?

-La digitalización lleva siendo el futuro desde hace ya muchos años en el mundo retail y el Covid-19 ha determinado una aceleración de la transformación digital. En este sentido, el sector de la distribución tiene todavía un amplio margen de crecimiento y de desarrollo, especialmente en el ámbito local que es en el que ahora estamos potenciando más desde Glovo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios