desayuno de redacción aborgase grupo joly

El éxito del reciclaje pasa por los incentivos fiscales y la concienciación

  • Los expertos ponen de relieve que hace falta un gran plan de comunicación para que se den a conocer los programas de prevención y gestión de residuos

Una foto de familia del Desayuno de Redacción Aborgase que se celebró ayer en Diario de Sevilla. Una foto de familia del Desayuno de Redacción Aborgase que se celebró ayer en Diario de Sevilla.

Una foto de familia del Desayuno de Redacción Aborgase que se celebró ayer en Diario de Sevilla.

Concienciación social, actualización de la normativa con la economía circular como eje principal y la posibilidad de incentivar económicamente al ciudadano fueron ayer las tres ideas fuerza que se pusieron sobre la mesa en el Desayuno de Redacción Aborgase organizado por el Grupo Joly en la sede de Diario de Sevilla. Y participaron expertos de primer nivel: el consejero delegado de Abonos Orgánicos Sevilla (Aborgase), José Caraballo;el director gerente de Aborgase, Agustín Martínez; el experto en economía circular y gestión de residuos del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, Peter Eder; el director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía, Fernando Martínez; el jefe de gabinete de Desarrollo Sostenible de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, Leandro Sequeiros;el vicerrector de Transferencia del Conocimiento de la Universidad de Sevilla, José Guadix; el director del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad de Sevilla, Fernando Vidal; y la directora gerente de Lipasam, Virginia Pividal.

Asimismo, Peter Eder comentó: “Este año se ha actualizado el marco de la normativa europea de la gestión de los residuos. Los países miembros y el Parlamento Europeo se han puesto de acuerdo en nuevos objetivos, especialmente para la gestión de los residuos municipales”. Por ejemplo, la tasa de reutilización y reciclaje en Europa pasará del 50% en 2020 al 55% en 2025; al 60% en el 2030; y al 65% en 2035. Por otra parte, la recogida por separado de los residuos orgánicos será obligatoria para los Estados miembros a partir de finales de 2023 y, a más largo plazo (año 2035), solo se podrá tirar a los vertederos el 10% o menos de la cantidad total de residuos domésticos generados. “Será un desafío y eso se refleja en el hecho de que la Comisión Europea acaba de publicar informes de alerta temprana, es decir, si los Estados miembros están en el buen camino de lograr el objetivo de 2020. Y se ha mandado ese informe de alerta temprana a la mitad de los países miembros, entre ellos España”, añade Eder. En nuestro país, la tasa de reciclaje está en el 33,5% actualmente, por lo que queda mucho camino por recorrer.

El experto de la Comisión Europea pone de relieve que una posibilidad para mejorar el rendimiento es tener “un instrumento fiscal a nivel nacional” en España para “incidir también en el precio del vertido”. El reto es implantar la recogida por separado de los residuos orgánicos de una forma eficaz y eficiente. Y hay que controlar las emisiones durante el procesado de esos residuos.

La unidad de Economía Circular del Centro Común de Investigación, ubicada en el Edificio Expo de la Cartuja, realiza un trabajo con bastante impacto en la vida real de ciudadanos, empresas e industrias. “Desarrollamos los documentos de referencia sobre las mejores técnicas disponibles para muchos sectores industriales, entre ellos la gestión de los residuos, los cuales son la base legal que las autoridades competentes usan para dar los permisos oportunos a las empresas para el tratamiento de los residuos. Y hemos ayudado a definir criterios técnicos para un nuevo reglamento de fertilizantes a nivel europeo y para el ecodiseño”, agrega Peter Eder.

A juicio del experto, la clave es que cada municipio, cada mancomunidad, tiene que encontrar “una solución que funcione en cada circunstancia”. “En Alemania, Austria y Bélgica piensan mucho en el destino final al tratar los residuos orgánicos. ¿Qué proceso tenemos que seguir para que el compost no contamine? La recogida, con muy buena separación, es clave. Y en muchos sitios de Europa, lo hacen puerta a puerta”, remató Eder.

Un momento del debate. Un momento del debate.

Un momento del debate.

En Austria, por ejemplo, existe una profesión que es el asesor de gestión de residuos (uno por cada 20.000 habitantes), que le da información al ciudadano e informa a los técnicos de los municipios de los problemas que surgen en el día a día del reciclaje.

Por su parte, Fernando Martínez abogó por “un único gran plan para los residuos peligrosos y no peligrosos”. “La economía o es circular o no lo será”, afirmó. Martínez comentó que hay varios proyectos en los que la Junta forma parte activa de su desarrollo.

Asimismo, Leandro Sequeiros remarcó que hay que pasar “de las ideas a los hechos”. “El gran reto de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) es la recogida. La Comisión Europea ha cambiado directivas que tienen que tener su traslado a la normativa española”, aseveró Sequeiros, quien vislumbra dos caminos principales dentro de la economía circular: la apuesta por el ecodiseño y que sea más barato reciclar que verter; y que los conceptos de fiscalidad ecológica primen la recuperación de los elementos. “El Gobierno central creó un programa de fiscalidad ecológica, pero no parece que esté en su agenda ahora mismo. Es fundamental que la tasa de basura sea visible”, añadió.

Por otro lado, la directora gerente de Lipasam, Virginia Pividal, manifestó que la empresa municipal del Ayuntamiento de Sevilla trabaja en una “hoja de ruta interna” con el Horizonte 2023 como principal objetivo, además de un programa de prevención y gestión de residuos por los distritos. “El reto actual es instalar el contenedor marrón y que el gris vaya reduciéndose. Tenemos un ecopunto por distrito y eso es insuficiente. El gran salto se producirá con la concienciación ciudadana, pero no logramos dar con el interruptor”, dijo Pividal. Lipasam ha iniciado la implantación del sistema de recogida selectiva de biorresiduos o materia orgánica (restos de alimentos y vegetales) de los hogares y comercios con una primera experiencia piloto en Sevilla Este. En esta zona de la ciudad se han instalado ya 150 contenedores con apertura electrónica y se han puesto en marcha distintas acciones de promoción y difusión de este nuevo sistema que se ampliará de forma progresiva a otros barrios de la ciudad. En total, se ha realizado una inversión de 274.000 euros.

"El gran salto se producirá con la concienciación ciudadana, pero no logramos dar con el interruptor”, dijo Virginia Pividal

Lipasam lleva tres años aumentando el índice de recogida selectiva: papel cartón (26% más); envases (16% más); y vidrio (entre el 9 y el 11% más).

Por su parte, el vicerrector de la US José Guadix resaltó las iniciativas académicas que están en marcha, como el programa Deja tu huella, realizado al alimón con Carrefour para “disminuir el despilfarro en los supermercados”, o el de Ecoembes. Además, la Universidad de Sevilla tiene la Cátedra del Agua con Emasesa y el Máster del Ciclo Integral del Agua, entre otros proyectos “que tratan de mejorar la sociedad”. En ese sentido, Fernando Vidal, director del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la US, recordó que hay un grupo de investigación de gestión de residuos desde hace muchos años en la Hispalense. “Estamos trabajando mucho en la recuperación de metales. Y en este curso hemos creado una asignatura específica de economía circular en la que se tocan todos los palos: ecodiseño, remanufactura, herramientas de análisis...”, observó.

El director gerente de Aborgase, empresa andaluza líder y pionera en el tratamiento de Residuos Solidos Urbanos desde 1967, Agustín Martínez, afirma que Aborgase se está adaptando muy bien a las nuevas condiciones del mercado: “Los envasadores cada vez más producen sus envases de forma diferente: nuevos colorantes, menos peso (algunas botellas de plástico han pasado de pesar 10 gramos a solo 5)...”.

Por último, el consejero delegado de Aborgase, José Caraballo, señaló: “Aunque el modelo sea bioestabilizar la materia orgánica, se sigue generando biogás. Menos cantidad, pero se genera. Hay que hacer los deberes en ese sentido”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios