Economía

Las materias primas propician un nuevo récord exportador en Andalucía

  • La región suma 32.439 millones, un 4,9% más, gracias a la venta de refino de petróleo y a los minerales

  • Se consolida como segunda región en las ventas exteriores tras Cataluña

Un petrolero descarga crudo en el Puerto de Huelva para su refino en la planta de Cepsa de La Rábida Un petrolero descarga crudo en el Puerto de Huelva para su refino en la planta de Cepsa de La Rábida

Un petrolero descarga crudo en el Puerto de Huelva para su refino en la planta de Cepsa de La Rábida / Archivo

Comentarios 4

Andalucía volvió a registrar en 2018 un nuevo récord de exportaciones, algo que empieza a convertirse en costumbre. Desde 2009, cuando sumaba ventas exteriores por valor de 14.477 millones de euros, ha ido subiendo escalones –casi siempre por encima del crecimiento español–, con el único tropezón de 2015. En 2017 logró por vez primera superar los 30.000 millones y se encaramó al segundo puesto en el ranking de comunidades exportadoras, todavía, eso sí, a una gran distancia de Cataluña. En 2018 consolida esa privilegiada posición con 32.439 millones de euros en ventas, un 4,9% más que en el año anterior. El alza es muy superior en términos porcentuales a la nacional (2,8%) y, de hecho, uno de cada cinco euros del incremento exportador en toda España es gracias a Andalucía, informó ayer la Junta de Andalucía en un comunicado.

Es la comunidad que más aporta al alza a nivel nacional del 2,8%

Pese a que los datos son magníficos, se observa una cierta desaceleración, ya que 2018 registra el menor avance desde 2015 y está además muy lejos del fuerte impulso del 15,25% de 2017, en gran medida debido a la aeronáutica. En 2018 la venta de aviones sufre un retroceso importante del 18,27%, hasta 2.691 millones, y ello se ve en gran medida compensado por el buen comportamiento de la venta de refino de crudo y materias primas en general, mientras que el tercer gran sector exportador, el de los alimentos, da muestras de un cierto agotamiento al caer las ventas un 2,48%. Del comportamiento de estas tres patas depende en gran medida la evolución exportadora de la región, y si ninguna de las tres tira lo lógico es que se produzca un retroceso, aunque sea leve.

Una mala segunda mitad de año

Eso, aunque no se vea aún si se analiza todo 2018, es lo que está ocurriendo en la segunda mitad del año, en parte por el descenso del precio del petróleo, que reduce significativamente las cifras de facturación de energéticas como Cepsa, y de las materias primas. Así, entre julio y diciembre las ventas han ascendido sólo a 12.338 millones de euros, un 13,34% menos que en el mismo periodo del año anterior. El aviso es evidente y anticipa un periodo menos boyante para las exportaciones andaluzas. La única esperanza es que se repita asiduamente precisamente lo que ha ocurrido en diciembre, cuando las exportaciones han subido un 7,6% (después del descenso del 20% en noviembre) gracias a algo puntual: la venta de material aeronáutico a Alemania por valor de 531 millones de euros, el triple que en 2017.

Entre julio y diciembre la cifra de negocios baja, lo cual anticipa un 2019 complicado

En cualquier caso, una primera mitad de ejercicio muy buena ha hecho que, por ejemplo, Andalucía logre no sólo un récord en exportaciones sino también en la cuota de mercado autonómica, que asciende ya al 11,4%. Entre las cinco comunidades más pujantes es la segunda que más crece, sólo por detrás del País Vasco (+6,%).

Las importaciones, también en récord

También se produce en 2018 otra plusmarca, la de importaciones. Ya en plena recuperación, las compras ascienden a 32.519 millones de euros, un crecimiento del 11,38% que es el doble que el de las ventas exteriores. Eso hace que Andalucía vuelva a registrar un mínimo déficit comercial (79 millones de euros) tras dos años, 2016 y 2017, de superavits superiores a los mil millones de euros. En cualquier caso, la región se encuentra casi en el equilibrio (99,8% de cobertura) mientras que España está en un saldo negativo de 33.840 millones de euros (89,4% de cobertura).

Por capítulos, la aeronáutica deja de ser el primero en las ventas (lo fue en 2017) y pasa a serlo la venta de combustibles y aceites minerales, que además es lo que más crece (46%), hasta 4.635 millones de euros. El sector alimentario reduce algo sus ventas, hasta 10.530 millones (algo menos de un tercio del total), y dentro de él, los capítulos con más ventas son el de legumbres y hortalizas (2.969 millones), que permanece inalterado respecto a 2017; el aceite de oliva, con 2486 millones de euros, un descenso del 16% debido a la menor producción en la campaña 2017-2018; y las frutas, con 2.416 millones y un alza del 7,3%. En este ranking se cuela la minería, cuyas ventas se elevan un 8,5%, hasta los 2.382 millones de euros.

Cádiz, Huelva y Almería, bien; el resto, mal

La evolución en las provincias es un reflejo de lo que ocurre a nivel sectorial. Las dos con mayor predominio de energía y minería, Cádiz y Huelva, notan un fuerte empujón, Almería mantiene el pulso con holgura y en el resto se registran caídas. En lo que respecta a los destinos, las ventas suben levemente en el conjunto de la UE (+1,05%), lo cual es un logro teniendo en cuenta la contracción de sus economías. Por países, bajan cuatro de los cinco principales destinos (Francia, Italia, Reino Unido y Portugal) y sólo el más importante, Alemania, crece un 4,88%. Esta evolución está condicionada por las ventas aeronáuticas, que marcan el buen o el mal comportamiento de las exportaciones a países como Francia, Alemania y Reino Unido.

En el resto de mercados Andalucía va bien, especialmente en Marruecos (+17,17%) y China (+11,2%) y en menor medida en EEUU (+3,99%).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios