Informe Randstad

Los españoles prefieren el teletrabajo... pero su empresa no se lo permite

  • Más de la mitad de los empleados asegura que su empresa tiene los medios tecnológicos suficientes para hacer su tarea desde casa y facilitar la conciliación familiar.

  • Los ocupados entre los 25 y 45 son los más defensores de este tipo de relación laboral.

Los españoles prefieren el teletrabajo... pero su empresa no se lo permite Los españoles prefieren el teletrabajo... pero su empresa no se lo permite

Los españoles prefieren el teletrabajo... pero su empresa no se lo permite / M. G.

El futuro que nos vendían a principios del presente siglo no termina de llegar. Con la llegada de internet de forma masiva a empresas y hogares, unido al espectacular progreso de las telecomunicaciones en todos los ámbitos, parecía una apuesta segura pronosticar que miles de trabajadores harían sus tareas desde casa en unos pocos años.

Sin embargo, Randstad acaba de elaborar un estudio sobre la preferencia del lugar de trabajo de los ocupados según su edad, su nivel formativo y su país de residencia. Más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 33 países han ofrecido curiosas conclusiones.

El análisis revela que el 68,6% de los empleados españoles quiere teletrabajar, pero no puede porque su empresa no lo permite. A pesar de que en muchas ocasiones se considera el teletrabajo una demanda habitual entre los más jóvenes, los resultados desvela que no es del todo cierto. De hecho, por grupos de edad, los que más solicitan este tipo de medidas son los empleados de entre 25 y 45 años, en concreto el 78% de ellos. A continuación se sitúan los trabajadores menores de 25 años (64%), y, por último, los mayores de 45 años (58%).

Además, casi siete de cada diez empresas mantienen actualmente la metodología "tradicional” de trabajo. Algo que contrasta con que el 57,5% de los ocupados cree que en su empleo actual dispone de todo lo necesario para poder teletrabajar.

Todo son beneficios

"El teletrabajo ocasional debería verse como una opción beneficiosa para todas las partes: para el profesional porque le posibilita ser más eficiente a la hora de llevar a cabo su actividad y le produce ahorros en tiempos improductivos (desplazamientos, ineficiencias en el lugar de trabajo e incluso reuniones más cortas); y para la empresa, porque la satisfacción de sus empleados redunda en mejores ratios de eficacia, lo que mejora los resultados de su negocio”, declara Miguel Valdivieso, director de Randstad Human Capital Consulting.

Los profesionales que más quieren teletrabajar pero no pueden se encuentran en los países del sur de Europa. Grecia, Portugal, Italia y España tienen tasas de entre el 75% y el 69%. Le siguen Francia (64%) y Reino Unido (61%). A continuación, y por debajo de la media europea, se sitúan Luxemburgo (60%), Bélgica (57%) Alemania, Dinamarca (52%), Noruega (51%), Países Bajos (48%) y, por último, Austria (47%).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios