Economía

Vueling cancela 112 vuelos en El Prat por la huelga de personal de tierra Iberia

Un grupo de pasajeros ante un mostrador de facturacion de Vueling en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. Un grupo de pasajeros ante un mostrador de facturacion de Vueling en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Un grupo de pasajeros ante un mostrador de facturacion de Vueling en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. / Alberto Estévez / Efe

Vueling ha cancelado este fin de semana 112 vuelos en El Prat por la huelga del personal de tierra de Iberia, lo que afectará al 7% de los viajeros, el 95% de los cuales serán reubicados en otros vuelos el mismo día o al siguiente.

Según informó la compañía en su página web y en redes sociales, la huelga, "totalmente ajena a Vueling", ha obligado a planificar la cancelación anticipada de algunos vuelos con el objetivo de "tener el mínimo impacto posible en sus clientes".

De los vuelos cancelados, 48 corresponden a vuelos que tenían que operarse mañana y, el resto, a los del domingo, en función de los servicios mínimos decretados por el ministerio de Fomento.

El portavoz de Vueling mandó un mensaje de tranquilidad a sus clientes y recordó que las cancelaciones solo afectarán al 7% de los viajeros. Además, recomendó a los afectados por un vuelo cancelado que no acudan al aeropuerto y que gestionen sus opciones accediendo a su reserva o a través del servicio de atención al cliente.

Los trabajadores de tierra de Iberia en El Prat irán a la huelga este fin de semana para protestar por la sobrecarga de trabajo.

Vueling es la compañía más afectada por estos paros, ya que es la que más vuelos opera en el aeropuerto barcelonés, pero Iberia hace la asistencia en tierra a aeronaves y pasajeros a 27 aerolíneas en El Prat, entre ellas British Airways, Air Lingus o Level, aunque no todas se verán afectadas por estos paros.

Huelga de vigilantes

Por otra parte, el comité de empresa de Trablisa, la compañía encargada de los controles de seguridad en el aeropuerto barcelonés, ha vuelto a convocar una huelga indefinida a partir del 9 de agosto para reclamar mejoras salariales y laborales.

A los paros están llamados los cerca de 500 trabajadores encargados de los controles de acceso de El Prat, que en el año 2017, entonces bajo el paraguas de la empresa Eulen, secundaron una huelga que puso en jaque la operativa del aeropuerto y que acabó con un laudo arbitral de obligado cumplimiento.

El paro ha sido convocado por los sindicatos Alternativa Sindical, SPS, STTS y PROU, mientras USO se ha desmarcado de la decisión.

Los vigilantes de seguridad reclaman un plus de un euro por hora por la "carga física y mental que soporta" este colectivo por la afluencia de viajeros y horas de trabajo, y la recuperación del plus de aparcamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios