EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Economía

La planta de Sevilla no está en peligro pese al anuncio de recortes de Renault

  • El grupo suprimirá 15.000 empleos pero afirma que la capacidad productiva de las fábricas españolas se mantendra

Un trabajador de Renault entra en la planta de Sevilla Un trabajador de Renault entra en la planta de Sevilla

Un trabajador de Renault entra en la planta de Sevilla / Julio Muñoz / Efe

Los trabajadores de la planta de Renault en Sevilla acogieron este  con “alegría y una tranquilidad momentánea” el anuncio del grupo de que mantendrá la actividad de sus plantas en España porque “demuestra que la dirección confía en el trabajo que hacen” los empleados, manifestço Francisco Ramos, representante de CCOO en el comité de Renault en Sevilla. La multinacional francesa anunció ayer un plan de reorganización que va a suponer la supresión de 15.000 empleos en todo el mundo.

Así lo señalaron el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, y la consejera delegada interina de la compañía, Clotilde Delbos, en una rueda de prensa para presentar este nuevo plan con el que la empresa pretende reducir sus costes en 2.150 millones de euros hasta 2023. El objetivo de este programa, que tendrá un coste de unos 1.200 millones de euros, es devolver la competitividad a la compañía y garantizar su desarrollo a largo plazo en el marco de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

En España, la marca francesa cuenta con cuatro factorías que emplean a unas 11.000 personas. Dos de ellas se dedican a la producción vehículos, situadas en Valladolid y Palencia, una a motores, en Valladolid, mientras que su planta de Sevilla ensambla cajas de cambios.

Así, Senard descartó que estas instalaciones sufran algún recorte de su capacidad productiva, a pesar de que la compañía tiene previsto una reorganización de su estructura industrial, de forma que para 2024 su capacidad de producción mundial anual se sitúe en 3,3 millones de vehículos, en comparación con los 4 millones de 2019, lo que supone una bajada de casi el 18%. Para lograr estos objetivos, la compañía tendrá que hacer ajustes de plantilla que afectarán a casi 4.600 personas en Francia hasta 2023, que se sumarán a los cerca de 10.000 empleos que se recortarán en todo el mundo.

Aunque no se cerrarán las fábricas y se mantendrá la capacidad productiva, Renault no ha aclarado si también se conservará el empleo en España. Al respecto, un portavoz de Reanult España indicó a Efe que el ajuste de plantilla se hará sin despidos, mediante jubilaciones anticipadas, voluntarias y negociadas con los representantes de los trabajadores.

Recordemos que el 16 de marzo, dos días después de aprobarse en España el estado alarma, la empresa decidió parar toda su actividad industrial en España y anunció la aplicación de un ERTE para todos sus empleados.

En el primer trimestre de este año, Renault perdió más de 5.000 millones de euros tras caer su facturación un 19,2%. Sus ventas de vehículos sufrieron un recorte del 25,9%, hasta 672.962 unidades.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios