Economía

La OMC deja a EEUU poner tasas a la UE por las ayudas a Airbus

Alestis es una de las empresas andaluces que fabrica piezas para Boeing. Alestis es una de las empresas andaluces que fabrica piezas para Boeing.

Alestis es una de las empresas andaluces que fabrica piezas para Boeing. / B. B. (Puerto Real)

La Organización Mundial del Comercio (OMC) fijo ayer en 7.500 millones de dólares (6.850 millones de euros) el valor de las sanciones comerciales que EEUU podrá imponer a la Unión Europea (UE) por las ayudas ilegales que ha otorgado a Airbus en detrimento de su rival estadounidense Boeing, lo que inclina temporalmente la balanza de esta larga disputa en favor de Washington.

Entre los productos incluidos en la lista provisional elaborada por la administración americana a los que aplicaría los temidos aranceles, se encuentran productos importantes para la economía andaluza como las aceitunas o el aceite de oliva. Al igual, que los componentes aeronáuticos, ya que varias empresas de la región fabrican y desarrollan piezas para la propia Boeing.

Origen

En un esperado fallo arbitral, la OMC determinó los efectos adversos para Boeing en relación con cinco campañas de venta de aviones que la firma aeronáutica Airbus ganó entre 2011 y 2013, y que consideró que la compañía estadounidense hubiese ganado de no haber existido subvenciones para la europea.

La evaluación se realizó en base a las entregas de 47 aviones Airbus A380 en seis mercados (Australia, China, Unión Europea, Corea del Sur, Singapur y Emiratos Árabes).

El árbitro consideró que el importe autorizado es proporcional a los efectos adversos sufridos por Boeing en términos de pérdidas de ventas e impedimentos en la entrega de sus aviones.

Las ayudas consideradas ilegales fueron destinadas para lanzamiento de ciertos modelos e incluyeron financiación aportada por Francia, Alemania, España y el Reino Unido a tasas de interés más bajas que las del mercado, gracias a lo cual Airbus pudo desarrollar sus aviones más recientes.

El dictamen recuerda también que las ayudas al lanzamiento continuaron existiendo incluso después del 1 de diciembre de 2011, para cuando la UE se había comprometido a cumplir con la decisión original que la OMC dictó en junio de 2010 –declarándolas ilegales– y que fue confirmada por su instancia de apelación al año siguiente.

Queda batalla

Sin embargo, esta decisión no constituye el final de esta disputa cruzada entre estadounidenses y europeos y que remonta a quince años atrás.

La OMC deberá pronunciarse el próximo año sobre las sanciones comerciales que esta vez correspondería a la UE aplicar contra EEEU por un litigio paralelo que también está en manos de la organización internacional.

La UE reaccionó de inmediato una vez conocido el dictamen afirmando que, incluso si EEUU ha obtenido autorización para aplicar represalias comerciales en su contra, éstas serían "miopes y contraproducentes".

Por su parte, Airbus dijo que espera que ambas partes en el litigio puedan llegar a una solución negociada que evite las sanciones, ya que imponer aranceles a los aviones y a componentes aeronáuticos podría generar una "situación de inseguridad" que afectaría a la economía mundial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios